¿INSOMNIO O BACANTE? ¿CÓMO LO LLAMABA EL FAUNO?

Uncategorized
Imagen relacionada

El joven Fauno duerme… aun estando despierto. No sabe de la belleza, de la pasión, y de la mezcla perfecta de ambas… Hasta que la ve desnuda en ese jardín que siempre comparten.

Resultado de imagen para bacante  fauno

Bacante despierta y observa al observador que, inmerso aún en el baño visual de su piel trigueña, deja de sentirse como ese niño dormido que durante tanto tiempo le ha acompañado… ¡Algo irrumpe en su interior!

Resultado de imagen para bacante  fauno

Bacante, sabedora de su gracia natural, juega con el fauno disfrazado aún de inocencia, ofreciéndole las uvas de su más bella ira… Él participa del juego, dejando de ser fauno para ir metamorfoseándose en ese hombre que tanto desea ser.

Resultado de imagen para Una bacante desnuda con un niño fauno

El fauno, acercándose tanto que ya sería imposible separarse de ella, descubre esa sensación tan leída del amor, comprendiendo lo que realmente es: un fenómeno tan natural como la lluvia o como el viento, provocado además por un conjunto de factores que lo causan sin causa alguna… ¡El fauno se hace hombre!

Imagen relacionada

Y el niño deja de serlo, incluso el hombre deja de existir… Todo en él es ahora una maquinaria imposible de detener, y con una capacidad extraodinaria para hacer ocurrir el conjunto necesario de factores capaces de producir el fenómeno del amor salvaje, nada platónico, y animal. El fauno deja de ser niño, deja de ser hombre, y se convierte en lo que realmente siempre fue: un animal domado imposible de “desdomar”.

Resultado de imagen para bacante  fauno

Y el fauno, ya dentro de ella, deja de ser también ese animal instantáneo, y, poco a poco, se descubre como lo que realmente es: una parte más de esa mujer a la que ya amará por siempre, y a la que siempre pertenecerá… aun sin quererlo.

Resultado de imagen para el satiro y  la ninfa

Y allí, en medio de ese misterio hecho mujer, e inmerso entre el racimo de sus piernas fuertes, la humedad se hace vida y calor, y el sátiro la mira a esos ojos que ya no son ojos, besa esos labios que ya no son labios, y se adentra en ese cuerpo que ya no es cuerpo…

Resultado de imagen para el satiro y  la ninfa

Y, al final, en medio de un nuevo silencio oscuro, todo se hace universo, y todo se hace agua, mientras ella se hace sueño de nuevo al compás de la canción que el alma del ya eterno fauno tararea…

10 comentarios en “¿INSOMNIO O BACANTE? ¿CÓMO LO LLAMABA EL FAUNO?

  1. suena a un momentazo especial y sexual con alguien muy especial también. Quiero suponer que se trata de tu pareja y que lo has escrito poco después de hacer el amor con ella. Es una pasada pero lo mejor tiene que ser ser ella y poder leerlo después

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .