TODO PASA

La imagen puede contener: exterior y naturaleza

Sí, es verdad que ese parque ya está solitario, y que nunca vamos; y que en el banco ya no nos sentamos como hacíamos antes para darnos aquellos besos de vainilla y fresa; y que hace frío como para quedarte allí; y que no está verde todo ya como pasaba en aquellos veranos… ¡Todo eso es verdad! Pero ¿no te encanta mirarlo y recordar cuando sí que era todo eso?

El tiempo pasa, como todo pasa, y como todo muere, pero lo bonito siempre se quedará en tu mente si sabes guardarlo.

Dedicado al tío Pepe.

A llorar, a la llorería

Ya sabemos todos – aunque algunos lo olviden – que toda generación de jóvenes tiene su propia manera de expresarse. A los que dejaron de ser jóvenes les horroriza, pero si se les oye, también “mola cantidubi” lo que dicen.

Este verano, como casi todos, he estado rodeado de gente joven, y escuchándoles. Y hay algo que me ha llamado la atención,y que me ha encantado. Aparte de “en plan” hay más cosas…

Los jóvenes de ahora cuando alguien le cuenta sus problemas no le dicen “no me comas el coco” ni “no me des la lata con tus paranoias” ni “tío, todos tenemos problemas…”

Ellos, con una tranquilidad pasmosa, le miran, y le dicen: “a llorar, a la llorería”

¡Me encanta!

Dedicado a la chupipandi, que es quien me lo enseñó.

LA SOL-EDAD

Resultado de imagen de persona sola triste

LA soledad no es mas que una consecuencia de la edad.

El SOL, a cierta EDAD, ya no brilla con igual fuerza ahí afuera… Y ya no calienta igual, ni ayuda, y, por eso, prefieres quedarte dentro. Y es que a todos nos gusta estar SOLos a cierta EDAD

Los cuatro jinetes de este apocalipsis

Todos hemos visto lo que ha pasado estos meses. Ha sido un espectáculo lamentable en el que estos cuatro personajes han hecho lo que han querido, sin mirar a “su España querida” y solo pensando en intereses propios, o, lo que es peor, los de otros. Solo pido que nosotros, los de las redes sociales, dejemos de ensuciar, de tratarnos como tontos los unos a los otros, y de manipular las informaciones… ¡Ya nos han engañado bastante!

¡Todos hemos visto lo que ha pasado! Todos somos “mayorcitos” para tener nuestro propio criterio, y para actuar en consecuencia.

La culpa de que en este país no haya gobierno, y vayamos a unas nuevas elecciones, es de estos cuatro tipos. Y me da igual el grado de culpa de cada uno. No han respetado lo que han dicho las urnas. ¡Ninguno de ellos! Las urnas han dicho – y volverán a decir – que no queremos más gobiernos monocolor, que hay que pactar, que hay que pensar más en el país – y en su gente – y menos en las siglas. ¿Aprenderán de ello?

Nos toca decidir a nosotros. Que cada cual haga lo que crea que tiene que hacer… Así lo haré yo. ¡Suerte!