ANTIPERSONAJES DEL ARTE: Laszlo Todt

La imagen puede contener: 1 persona, exterior

¿Verdad, querida Isabel y querido Santi, que es una “putada” tener que ver semejante obra de arte detrás de un cristal y a cierta distancia? La culpa es de un loco que, en 1972, se alzó sobre la escultura, y martillo en mano propinó una serie de desperfectos que afectaron a la Virgen (párpado izquierdo, nariz rota y rotura de varios dedos de su mano izquierda). Se procedió a un meticuloso proceso de restauración. Como consecuencia de aquel atentado se blindó el grupo por medio de una pantalla de cristal que la protege en la actualidad de nuestro deleite.

Laszlo Todt entró un domingo como un peregrino más dispuesto a recibir la bendición papal. Logró burlar la seguridad entre la multitud. Se alzó sobre la barandilla de mármol situada a la entrada de la capilla de San Pedro y arremetió contra la escultura con un martillo de geólogo que llevaba guardado en el traje. Asestó hasta 15 golpes a la escultura al grito de «Yo soy Jesucristo y he regresado de la muerte».

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .