QUERIDA BELENCILLA dos puntos

Querida Belencilla:

Sí, es verdad: tienes toda la vida por delante. Pero no olvides que, en el fondo, tú eres un barco y  la vida es el mar… Y recuerda que el mar es imprevisible, es ingobernable,pero podrás hacerte siempre con él si lo estudias, si lo analizas, y, sobre todo, si no te enfrentas a él… El mar es tu aliado. No tu enemigo… Sin mar ¿para qué quieres ser barco?

Por suerte ahora estás cerca de la costa, y puedes navegar sin miedo… Con cuidado, pero sin miedo. Dentro de muy poco tu barco estará preparado para salir, desatarás amarras y navegarás alejándote de la costa, lejos del puerto donde siempre tendrás cobijo… Pero no tengas miedo alguno a hacerlo. Despliega las velas, aprovecha el viento de poniente – o de levante – y no dejes de explorar, no dejes de descubrir sitios distintos, deja de temer al mar, respétalo siempre, y no dejes nunca de soñar…

¡Navega mientras el mar te lo permita, y mientras tus velas resistan! Pero no olvides que el mar no te dejará navegar siempre, y que tus velas no resistirán siempre…

Pero ahora sí que puedes. ¡Navega!

Dedicado a Belencilla y a todos esos que ya navegan por aguas universitarias (Carlitos, Juanqui, Pablo,Aida, “Mónica”, Martita…)

HAGAMOS EL HUMOR: EVA Y ADÁN

– No te andes por las ramas. Por favor, no puedo más con tus engaños. Dime la verdad. Por favor, no puedo más. Siempre te paseas desnuda por ahí, siempre pavoneándote. Y has cambiado… Hay otro ¿verdad Eva?

– de verdad Adán, si eres más tonto no naces.

DOS REGLAS PARA TODA CONVIVENCIA (cada uno tiene las suyas)

Hay al menos dos cosas que todos deberíamos de tener bien claras para convivir :

La primera es que NO quiero ser como tú, no quiero vivir tu vida, y no quiero sentir como tú sientes.

La segunda, e igual de importante, es que TAMPOCO quiero que seas como yo, no quiero que vivas mi vida, y no quiero que sientas como yo siento.

Seamos nosotros mismos (cada uno quien le ha tocado en suerte ser), sintamos como tengamos que sentir, vivamos nuestra vida, y dejemos a los demás ser como ellos son.

Y si no nos gusta, nos apartamos… Recordemos que solo nosotros somos obligatorios en nuestra vida. El resto depende de ellos. 

ALCMENA (personajes femeninos del arte)

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas

Alcmena era la bella esposa de Anfitrión, Rey de Tirinto, pero eso no impidió a Zeus tener amores con ella. En cierta ocasión mientras Alcmena, mujer de gran belleza, se encontraba en su hogar completamente sola, debido a que su esposo se encontraba luchando en plena guerra, fue divisada por el gran Zeus y embelesado por su gran hermosura, aprovechó la ausencia del esposo para tomar su forma y bajar a la tierra, pasándose por este delante la mujer. Zeus hizo que esa noche durase 3 días, impidiendo salir al sol.

Resultado de imagen de alcmena y zeus

Cuando Anfitrión regresó, le sorprendió que su esposa no se mostrase demasiado efusiva teniendo en cuenta su ausencia. Consultó entonces al adivino Tiresias, quien lo puso al tanto de todo lo sucedido. Al tiempo, Alcmena parió a dos gemelos concebidos con una noche de intervalo: Heracles, hijo de Zeus e Ificles, hijo de Anfitrión.

Resultado de imagen de alcmena

Entonces Anfitrión dedició quemar en la hoguera a su esposa, pero Zeus envió una lluvia torrencial que extinguió el fuego por completo. Ante tan clara indicación divina, Anfitrión no tuvo más remedio que perdonar la vida de Alcmena, quien en realidad no había sido culpable de nada.

Resultado de imagen de alcmena