¡Mi niño habla solo!

Imagen relacionada

Un menor que habla solo, o que habla con su muñeco favorito, es un ser muy afortunado… ¡Mucho más que nosotros! Y lo es porque así no necesita a nadie que le diga – o le demuestre – que no le interesa lo que dice. Un menor que habla solo, o con su muñeco, está hablando consigo mismo, está hablándose a sí mismo, contándose sus inquietudes, y arreglándolas, que es algo que nosotros dejamos de hacer cuando abandonamos el colegio, o el instituto…

Pero esa pérdida aún podemos recuperarla si somos capaces de pararnos y escuchar más a los menores cuando hablan consigo mismos, o cuando hablan con su muñeco favorito, ese que siempre está ahí para escucharle. Si lo hiciéramos – si les escucháramos más – seríamos nosotros los que aprenderíamos a desaprender todo eso que nos ha ido enseñando el hacernos mayores… Y no ellos.

Por cierto, ¿sabes que nosotros seguimos siendo su muñeco favorito aunque no tengamos mucho tiempo para ellos? Un secreto: a sus muñecos, en privado, suelen llamarlos por nuestros nombres.

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.