Los videos “deepfake”, una suerte de videomontajes que crean identidades falsas usando la inteligencia artificial, cada vez son más precisos y sofisticados. Tanto es así, que a muchos les preocupa que seamos incapaces de distinguirlos de los originales.

Y sí, es muy divertido, y mola verlo, pero hay que tener cuidado. Cualquier podría hacer creer que uno ha dicho algo que nunca ha dicho. Hay un truco para ver si es “deepfake” o no: observar los ojos. Los protagonistas del “deepfake” no pestañean.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .