EL ÁRBOL DE LAS ÁNIMAS

La imagen puede contener: planta, cielo, árbol, exterior y naturaleza

En aquellas sombrías tierras había un árbol al que nadie se acercaba nunca. Era un árbol extraño y macabro que no tenía hojas en ninguna época del año. Aun así ese maldito árbol, para demostrar que seguía vivo, se empeñaba en mostrar sus frutos solo un día. Era precisamente el día de los difuntos.

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

Ese día podías ver cómo brotaban algunas de sus almas perdidas, y también podías ver cómo, solo algunas, incluso podían salir de allí para nunca volver… Pero esas era las más afortunadas… Y, como te he dicho, eran muy pocas. Y allí se quedaban todo el día hasta que volvían a desaparecer.

¿SABES POR QUÉ SE LLAMA HALLOWEEN? ¿Y EL NOMBRE DE LA CALABAZA?

image

Hace unos 3000 años, los celtas celebraban su fin de año el día 31 de octubre. Ellos creían que los muertos regresaban esa noche a alimentarse y apoderarse del alma de los vivos. Para que pasaran de largo, y no les hicieran ningún mal, los vecinos colgaban huesos, calaveras, y dejaban comida (en gran mayoría dulces) en sus puertas, con la idea de que esas almas prefirieran quedarse fuera y pasar de largo sin entrar en sus casas.
Cuando los romanos conquistaron a los celtas transformaron sus tradiciones en cristianas, estableciendo el 1 de noviembre como “Día de Todos los Santos”.

De ahí el nombre deHalloween: All Hallow´S Eve (día de todos los santos)

¿Y la tradición de disfrazarse? ¿de dónde viene? La tradición de “disfrazarse” en Halloween es relativamente reciente. Dicen que nació en Francia entre los siglos XIV y XV, durante la celebración de la “Fiesta de Todos los Santos” cuando Europa estaba azotada por la peste bubónica. La plaga provocó entre los católicos un gran miedo a la muerte y, de rebote, exaltó su creatividad.
Las “misas” en la fiesta de los “Difuntos” se multiplicaron y nacieron muchas representaciones artísticas que le recordaban a la gente su propia mortalidad. Estas representaciones eran conocidas como la “Danza de la Muerte” y con el tiempo dieron lugar a una auténtica “fiesta de disfraces” con la muerte como denominador común.

¿Y nuestra amiga la calabaza? Cuando los irlandeses llegaron a EE.UU. e trodujeron la fiesta de la Noche de las Brujas, también se llevaron consigo lo que sería el símbolo más famoso de la noche de Halloween: la Jack-o-lantern (la calabaza hueca con una vela dentro).

Jack-O-Lantern-3D-Screensaver

Esta tradición viene de una leyenda irlandesa: Por lo que se cree había en ese pueblo un tal Jack que era la persona más mala imaginable – el mal en persona- y cuando se muere se le prohibe la entrada tanto al Cielo como al Infierno. Desde entonces es condenado a vagar por el mundo buscando una entrada a uno de los dos sitios con la única ayuda de una col con una vela dentro. Los irlandeses americanos cambiaron la col por la calabaza

SU MUJER HALLOWEEN

Ella era, indudablemente, su mujer favorita. Él la llamaba “la mujer Halloween”.

Es verdad que daba miedo a veces, siempre tan segura, seria y esquiva. También era verdad que la mayor parte de las veces era algo enigmática, incluso siniestra en su manera de hablarte, y que solía ser totalmente inaccesible… Pero esa mujer, solo con acercarse a él un momento con ese cuerpo que exhalaba la armonía de los seres moldeados minuciosamente, solo con mirarle una sola vez, o solo con regalarle una de sus contadas sonrisas, eclipsaba cualquier tormenta que despertara el paisaje ficticio que la circundaba…

Solo ella – solo “su mujer halloween” – era capaz de resucitar en él todo el amor que el resto del mundo había ido asesinando a lo largo de su triste vida.

EL MARAVILLOSO ARTE FUNERARIO

La belleza puede estar en todos lados, y no solo donde nos dicen que se puede encontrar… No tengas miedo a lo que no debería… Intenta encontrar su parte hermosa… ¡Todo lo tiene!

La belleza tienes que encontrarla tú. Solo tú sabes donde está. Lo que es bello para los demás no tiene que serlo obligatoriamente para ti también.

Cada cosa tiene su belleza… Hasta lo más oscuro y tétrico…

Cada obra tiene su grandeza… ¡Y eres tú quien tiene que verla! ¡Tú!

Disfruta tú de su hermosura, esa que te atrae y te atrapa a ti…

Disfrútala tú, en soledad, acompañado, o como prefieras, aunque los demás no la entiendan, aunque no todo el mundo sepa verla…

Muchos somos incapaces de disfrutar del arte porque no han sabido explicarle los detalles, o porque se los han explicado mal…

O incluso por simple miedo a algo que puede ser bello aunque resulte tabú, miedo a algo que debería ser cotidiano… Como la muerte.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y exterior

 ¿Y cómo conducir a los difuntos hasta su lugar eterno? El ángel de la muerte, una escultura perteneciente a una gondola funeraria en Venecia.

Resultado de imagen de vehículos funebres
Resultado de imagen de carroza caballos funebre
Resultado de imagen de carroza caballos funebre
Resultado de imagen de vehículos funebres

No todo lo relacionado con la muerte tiene porqué ser feo

La imagen puede contener: una o varias personas, exterior y primer plano
Recoleta Cemetery, Buenos Aires, Argentina
image
image
image
image
image
image
image

PUEDES COMPARTIRLO SI TE GUSTA. TIENES PERMISO

CURIOSIDADES SOBRE HALLOWEEN: ¿POR QUÉ LOS DISFRACES?

image

La tradición de “disfrazarse” en Halloween es relativamente reciente. Dicen que nació en Francia entre los siglos XIV y XV, durante la celebración de la “Fiesta de Todos los Santos” cuando Europa estaba azotada por la peste bubónica. La plaga provocó entre los católicos un gran miedo a la muerte y, de rebote, exaltó su creatividad.

Las “misas” en la fiesta de los “Difuntos” se multiplicaron y nacieron muchas representaciones artísticas que le recordaban a la gente su propia mortalidad. Estas representaciones eran conocidas como la “Danza de la Muerte” y con el tiempo dieron lugar a una auténtica “fiesta de disfraces” con la muerte como denominador común.

CUIDADO SI PASAS CERCA DE UN POZO… ¡ES HALLOWEEN!

La imagen puede contener: 1 persona, exterior
Édouard Debat-Ponsan
1847

Una noche como la de hoy cualquier cosa puede parecer lo que no es… Recuerda que esta es la noche de las brujas, y que estas saben disfrazarse bien… Incluso saben hacerlo desnudas.