BENDITOS PROVERBIOS

La imagen puede contener: taza de café

Reconozco que me dio mucho dar el paso, pero es que también tengo que reconocer que siempre fui algo cobarde. También fui siempre alguien con un gran corazón. Todo lo que hice por ella – como hice con el resto de mis harmanas – fue por amor. Pero ya me he cansado… ¡Ya no puedo más!

Con más de cincuenta a mis espaldas por fin he aprendido la lección. Ya sé que más vale prevenir que curar, que no hay que empezar la casa por el tejado, que del dicho al hecho hay un buen trecho, que nunca es tarde si la dicha es buena, que a la cama no te irás sin saber una cosa más, que no se ganó Zamora en una sola hora, y que el que ríe el último ríe mejor.

Así que paciencia… Esperaré un poco más, que también sé que el tiempo lo cura todo, y que a cada cerdo le llega su San Martín.

2 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .