CUANDO EL ARTE ESTÁ EN CUALQUIER LUGAR

No hay descripción de la foto disponible.

Preciosa escultura de Jean Antoine Injalbert realizada en la fachada del hotel Chappaz, en Béziers, Francia.

La Mona Lisa, y “macarrón”

La Mona Lisa desapareció en el año 1911 se pensó que el ladrón sería un tipo rico, amante del arte que quería tenerlo para sí solo, pero, en realidad, se trató de un antiguo empleado del museo que justificó su fechoría por las burlas que sufría como inmigrante: le llamaban “macarrón” y había parisienses que le echaban sal y pimienta en el vino.

Vicenzo Peruggia, que así se llamaba el ladrón, vestido con la bata blanca de los trabajadores del Louvre, descolgó el cuadro – él mismo había fabricado el marco de cristal- se lo escondió y pidió a un empleado que le ayudara a salir por una puerta que estaba sin pomo y daba al hueco de la escalera.

El manitas le abrió y el ladrón se marchó. Por suerte el cuadro apareció dos años más tarde en Italia.

PIES… ¿PARA QUÉ OS QUIERO?

La imagen puede contener: una o varias personas

-Te he dicho que me voy. Y si yo digo que me voy es que….

… Me quedo

¡YA ESTÁ BIEN!

Estoy agotado de estos líderes políticos que son los culpables de que todo vaya como va, de que la gente esté cabreada, y de que no se vea solución a los problemas. Hablo de ellos porque no es justo meter en el saco a los miles de políticos que tienen más vergüenza que estos que los lideran.

Estoy cansado de no oír nunca reproches a sí mismo, ni autocríticas cuando hacen algo mal, y cansado de verles salir del paso minimizando daños, defendiéndose haciéndonos ver que no son los únicos que lo hacen. Queridos políticos: el daño a la política, a la sociedad, y a vuestros partidos, ya está hecho cada vez que echáis balones fuera, o utilizáis el ya manido “y tú más”… El daño a la necesaria política, ese del que tanto habláis, lo hacéis vosotros mismos en vuestros mítines, en vuestros debates, o en vuestros “monólogos de prensa”-

Y tampoco me vale que se defiendan diciendo que también han hecho muchas cosas bien. ¡Faltaría más! La denuncia no es por las cosas que han hecho bien – esas ya han sido aplaudidas. La denuncia es por lo que se ha hecho mal, y solo esperamos de ellos que lo reconozcan, y al menos pidan perdón. Reconocer un error es hacer algo muy importante para no repetirlo.

Y esto no es solo contra PSOE y PP, sino contra cualquier partido que oculte cosas que sabe que están mal hechas, y que pida explicaciones cuando él nunca ha sido capaz de darlas.

FOTACAS LLENAS DE MENSAJE

La imagen puede contener: 1 persona

-¿Se me caerá el pelo, doctor?

-sí, seguramente sí.

A ella le dijeron que sería inevitable que se le cayera el pelo con un tratamiento tan agresivo, y que nadie podía hacer nada contra eso…

-Nadie puede hacer nada, lo siento.

¿Nadie? ¡Estaba claro que habían contado con todo, pero estaba más claro aún que no habían contado con ella, y mucho menos con sus ganas de conseguir todo lo que se proponía!

Un beso a todas esas luchadoras que, al final, entienden que el pelo es solo pelo.