SIN TÍTULO

No hay descripción de la foto disponible.

Solo ella, sin duda debido al inevitable arrastre del tiempo del que no podía disfrutar por culpa de su interminable quehacer diario, se veía más vieja cada día que pasaba, como si su eterna juventud estuviera empezando a abandonarla.

Lo que parecía no entender era que ella vivía en el museo que yo había creado a su alrededor, y que, como arte que era por sí misma, no pasaba un solo día en el que dejara de revalorizar su belleza y su incalculable valor.

Y, además, debía saber que en cada uno de los besos, y en cada una de las caricias que yo dejaba en su piel por las noches compartidas, dejaba allí a los mejores restauradores de arte, provenientes de los mejores museos del mundo, para hacer que su obra maestra – que no era otra sino ella – no perdiera un solo ápice de su enorme y eterno valor.

Aquel lugar que era yo, aun teniendo muchas obras en su interior, no tenía una sola del valor de aquella que me otorgaba el nombre de MUSEO: ¡Tú!

Un comentario sobre “SIN TÍTULO

  1. todas las mujeres nos vemos mal a partir de cierta edad hagamos lo que hagamos pero es ley de vida. Que unos ojos nos vean así y nos lo digan hace que parezca menos grave

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .