¡Maldita ombrofobia!

No hay descripción de la foto disponible.

Y tú te acercabas silenciosa y me amenazabas, día a día, con esa cabellera amenazante y tormentosa… Y yo con miedo a acercarme a ese pelo por miedo a despertar tu tormenta perfecta, esa que acabaría con el barco que me llevaba a la deriva en aquel océano de mi soledad.

Y tú venga a tronar, venga a iluminar mi oscuridad con tus rayos, y venga lloverme, día tras día… Y yo venga a huir de la miel de ese cielo oscuro y amenazante que tanto me aterraba.

Y tú venga a lloverme a lo lejos, día tras día, y siempre acercando tus aguas a mí… Y yo, sin ser capaz de salir fuera, y “descobijarme” para rociarme entero de tus sabores cristalinos.

Y tú venga a descargar agua cristalina y caliente,y mostrándomela… Y yo encerrado en esa casa donde no podías entrar.

Y tú susurrándome tus truenos, y mirándome con rayos… Y yo tapando mis oídos y cerrando mis ojos tras la fortaleza del cristal vacío de ti.

Y tus gotas deslizándose al otro lado del cristal, buscando un recoveco… y mis dedos alejándose de la ventana por miedo a abrirla.

Y tú venga a llover y a descargar con violencia… y yo viendo cómo ese agua corría calle abajo.

Y tú venga a llover, fuera… y yo encerrado en ese lugar donde no podía empaparme de ti…

Y tú, triste y colérica, encima de mi tejado… y yo, triste y abatido, debajo de él, y lejos de ti.

¡Maldita ombrofobia y… maldita cobardía mía!

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .