ECHAR UN POLVO ¿DE DÓNDE VIENE LA EXPRESIÓN?

En los siglos XVIII Y XIX era costumbre el consumo de tabaco en polvo también llamado Rapé. Cuando se esnifaba el rapé se tosía mucho y era muy incómodo para los que no lo hacían. Es por ello que las personas que consumían tabaco en polvo habituaban a retirarse a otra habitación para no molestar y esnifar tabaco a su aire.

Este momento era una excusa perfecta para que las parejas pudieran ausentarse e ir a otra habitación para mantener relaciones sexuales durante las fiestas sin levantar sospechas. De este modo puede plantearse que se asociara el hecho de “van a echar un polvo” (refiriéndose al rapé) con mantener relaciones sexuales.

Otro de los posibles orígenes de esta curiosa expresión se encuentra en la afirmación “del polvo venimos” que da pie a interpretar polvo como un eufemismo de relación sexual: de las relaciones sexuales venimos… Desde ahí puede haber crecido la expresión hasta tal y como la conocemos hoy en día: “Echar un polvo”.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .