formas de mirar un cuadro: “Separación” de Edward Munch.

“Separación” de Edward Munch.

Los cuadros de Munch siempre esconden mucho dolor. Bueno, en realidad no lo esconden. En esta pintura hay mucho dolor, angustia, y miedo… Hay miedo al qué pasará después, cuando ella se haya ido del todo, cuando le haya abandonado, como empieza a pasar ya. ¡El paso está dado!

¿Qué le pasa a su corazón? ¿Se está parando? ¿está sangrando? sin duda, la vida le está abandonando, o, al menos , esa vida que él desea con ella. Él va muriendo poco a poco, escondiendo su miedo, pegado a un árbol como un niño asustado, escondido de un mundo que considera cruel, mientras ella camina segura, fuerte, y luminosa, hacia un futuro alejado de él.

Ella camina, o flota por ese camino que va creando con su propia estela brillante, y que será el que él tendrá que recorrer a oscuras para volver a ese sitio donde nunca más estará junto a ella. Ella ya es luminosa, sin él, pero se lleva la luz, y le deja en un mundo sombrío del que ya sabe que no podrá salir. De ahí su pesar y su miedo… Sabe que su vida ha terminado si se queda sin esa luz que, lejos de mantener encendida, se había empeñado en apagar.

Pero no hay rencor en él. Solo hay resentimiento y miedo. Sabe que ella no es culpable de ser un ángel de luz. Sabe que ella es un ser luminoso y que no puede seguir viviendo entre tanta tiniebla y tanta oscuridad. ¡No se lo merece! Por eso él no está dolido. Él está triste por no ser capaz de haberse ido con ella, e iluminarse a su vera… Él está triste porque sabe que la ha dejado escapar… ¡Ha dejado escapar la que ahora sabe que es su luz!

Pero la luz no puede apagarse. Nadie debe apagar una luz que no sabe disfrutar… o que teme. Y él lo sabe. Por eso la deja marchar… O por eso no puede seguirla.

Ella flota y dibuja su futuro con sus manos de luz. Ella por fin está feliz, y, por fin también, sale de esa oscuridad que la estaba matando. Él no puede mirarla. No puede verla marchar así, sin que ella mire una sola vez atrás. No puede verla flotando y brillando más a cada paso que se aleja de él… ¡Duele!

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .