NO ERA QUITARTE LA ROPA…

Cuando pasen muchos, muchos, muchos años, y ya solo seamos un recuerdo en nuestra vida – y lo seremos, de eso estoy seguro – ella entenderá por fin que mi sueño nunca fue solo el de llegar alguna vez a quitarle su ropa, que fue lo que más deseé durante aquellos años, sino el de llegar a ponerle alguna vez la mía…

Yo siempre quise que ella se vistiera alguna vez con mi perfume, con mi boca, con mi piel, con mis manos, y con todo mi cuerpo… ¡Aunque fuera una sola vez!

No hablo de mi alma porque esa, aunque no lo sepa, ya la llevó siempre consigo.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .