Siempre será Navidad

Ese año no tenia ganas de celebrar la Navidad. Había sido un año duro, y parecía que había poco que celebrar. Ese año faltaba él, ese que había hecho que todas sus navidades fueran mágicas… ¿Cómo iba a tener ganas de celebrarlas?

Entonces miró a sus dos hijos sentados en el sofá. Parecían aburridos. ¡Era Navidad!

Entonces se acordó de ese que faltaba, y pensó, mientras recordaba las mágicas navidades de su infancia: ¿Acaso crees que él tuvo ganas de celebrar la Navidad todos los años? Seguro que no. Pero lo hizo… ¡Por su mujer, y por sus hijos!

-¡Chicos! – gritó a sus hijos, sonriéndoles, y ABRAZANDOLES, mientras sonaba un alegre villancico en su viejo tocadiscos – ¡FELIZ NAVIDAD!

A las Marisas

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .