CUENTO DE NAVIDAD: MAMÁ ¿TÚ CREES EN LOS REYES MAGOS?

navidad-136328

– Feliz Navidad, cariño – le dijo la mamá a su hija, abrazándose a ella en ese primer día de vacaciones.
– mamá, sé que la navidad no existe – dijo la niña muy seria.
– ¿Cómo dices eso? – preguntó la mamá, sin soltar a su hija en ningún momento.
– Los niños mayores del patio han dicho que la navidad no existe, que es un invento más del hombre. – Dijo de nuevo la niña, cabizbaja y entristecida.
– Pero cariño… No digas eso.
– Por favor, mami, no me cuentes más cuentos. Ya soy mayor.
– Está bien. Ya eres mayor… Ya tienes diez años, y puedes creer lo que quieras creer. De eso se trata esto de la Navidad, ¿sabes?.
– Pues no creo. Mis amigos no creen y yo no quiero ser el bicho raro de la clase.
– ¿Estás segura de que ninguno cree en la navidad?
– Bueno, todos todos… Unos sí, y otros no.
– Pues como pasa con todo, cariño.
-¿Y tú crees aún en la navidad?– preguntó la pequeña -. ¿Con lo mayor que eres?
– Sííííííí – contestó la mamá sonriendo emocionada.
– ¿Y, por qué crees?
– ¿Por qué? – contestó la mamá, besando a su hija, y sonriendo –. Ahora en navidad nos vamos al pueblo donde vivía cuando era como tú, y volveré a ver a los abuelos, a los tíos, a los primos, y pasaremos allí las dos semanas más felices del año, todos  unidos, sin necesidad de otra cosa que no sea el estar juntos ¿Te parece poco motivo para celebrarlo?
– Ya – dijo la niña, empezando a sonreír tímidamente -. Dicho así suena muy bien, la verdad.
– ¡Pues claro! Todo estará adornado, sonarán villancicos por las calles… Es verdad que este año no nos besaremos, ni abrazaremos, pero podremos mirarnos a la cara, y nos desearemos cosas bonitas. ¿No crees que es un buen motivo para decir FELIZ NAVIDAD?
– Sí, puede que sí. – Dijo la niña –.  Pero en lo que sí que no creo es en los Reyes Magos
– vale, pues no creas. Es Navidad, y cada uno puede creer lo que quiera.
– ¿Y tú sí crees?
– ¿En los Reyes Magos? ¿hablas de esos que nos traen esos regalos que llevamos esperando todo el año?
– Sí, esos.
– Pues claro que creo en ellos…
– Pero mis amigos dicen que son los papás, que los reyes no existen.
– ¿Eso dicen? Mira cariño, nunca he visto a los Reyes Magos, pero siempre me han traído regalos en esa noche mágica. Sean quienes sean suelen cumplir sus promesas
– ya, pero… ¿Tú les has visto alguna vez?
– Creo que no, pero tampoco he visto tu corazón, ni tu cariño, ni tu bondad… Y sé que existen. Además, ¿no es más bonito creer en ellos? Recuerda lo emocionante de hacer la carta, la ilusión con la que recogemos los caramelos en la cabalgata, y la magia de esa noche cuando nos vamos a dormir… ¿Sabes? Yo sigo acostándome esa noche con la misma ilusión que tenía cuando era niña… O más aún porque ahora los espero a través de tu ilusión.
– Entonces, mami… ¿no es la Navidad un invento? ¿No es mentira?
– Querida, yo creo en la Navidad. Estoy segura.
– Gracias mamá.
– Gracias a ti, cariño. Eres tú quien hace que crea en la Navidad… Y, además, haces que crea en su magia todos los días del año.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .