SERÁS CABRÓN…

Siempre pensé que el amor era algo así como una explosión de colores. Al menos así lo intutía cuando, de joven, leía esas maravillosas historias de amor de Norah Roberts que tanto me gustaban. El amor tenía que ser algo multicolor, algo que mezclara cientos de colores, que los fundiera, y que fuera capaz de crear otros nuevos, incluso manchados de sonidos…

Y así fue hasta que apareciste en mi vida, te conocí, y me enamoré de ti. Desde entonces amar se ha convertido en algo diferente, en algo monocolor, o, a lo sumo, en algo con dos colores como el blanco y el negro. Y, la mayoría de las veces, aparece más el negro que el blanco…

¿Dónde han ido a parar todos esos colores que imaginaba, que llegué a ver en ti, y que ansiaba disfrutar a tu lado? ¿Qué has hecho con ellos? ¿Los has borrado todos? ¿Los has escondido para otra persona? ¿No me vas a regalar ni uno solo? ¿Ni siquiera el gris?

¡Serás cabrón!

3 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .