HACEVERANO: LA IRREDUCTIBLE GALA, Y EL INAGOTABLE ROMANO

Ellos no tenían una historia de amor… es verdad. Lo suyo era otra cosa. Para muchos allí no había siquiera una historia, ni tampoco amor, ni “na, de na”… Podría decirse que lo suyo era otra cosa que solo ellos dos reconocían, y a la que – ellos mismos – llamaban “las aventuras de Asterix

Y es que él la llamaba a ella “la irreductible gala“… porque, por más que lo intentaba, nunca consiguió doblegarla, y hacerla suya. Ella, en cambio, le llamaba a él “el inagotable romano“, porque, por más que ella lo derrotó, diciéndole que no, él nunca se cansaba de intentarlo.

7 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .