¡POR TRADICIÓN!

Quando um homem te olha muito o que significa

Una prueba de que aún tenemos muchas cosas que cambiar en esto de las relaciones de personas está en el hecho de seguir dando las cosas por sentadas por el mero hecho de haberlas hecho así siempre. Me refiero a la tradición, que, como todo, tiene cosas buenas y también tiene cosas malas. Aun así seguimos utilizándola – casi todos – para defender nuestra postura en aquello que nos interesa.

Oigo hablar en una tertulia acerca de los piropos de los hombres a las mujeres. Uno los defiende como algo bonito. El otro los ataca como una ofensa. Seguramente los dos tienen su parte de razón, lo que hace que ninguno la tenga del todo, pero ellos siguen convencidos de que la suya es la única verdad que prevalece.

En este caso del piropo, como en cualquier otro caso – y ahí está nuestro error al no hacerlo – debería  ser quien lo recibe quien decidiera si es algo hermoso o algo hiriente, y no hacerlo el que lo realiza, como pasa siempre… ¡por tradición!

El mundo cambiaría si escucháramos más a quien recibe, y menos a quien da, que, además, suele ser quien tiene más poder, o al que se lo damos sin tenerlo realmente. “Por tradición” nunca debiera ser un motivo.

3 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .