HACE VERANO NÚMERO ¡5.000!

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Muchos años después aún recordaba él aquellas tardes que pasaba junto a ella, aquella mujer tan prohibida como deseada… Ella, siempre en compañía de otros – nunca se atrevieron a quedarse a solas – hablaba, reía, contaba sus cosas, y recordaba anécdotas que parecían normales a oídos de otros, pero que para él eran auténticas poesías que el mismo poeta recitaba para él. Y allí, mirándola y escuchándola completamente desnortado, contaba los sueños que faltaban para hacerla algún día realidad.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .