Gracias, Librería Milano

Cuando llegué a este pueblo había una persona que me gustaba mucho. Apenas la conocía, y hablaba poco con ella, pero al vivir cerca de su librería hacía que nos saludáramos siempre. Era la dueña de nuestra librería. Era tan educada, tan correcta, y tan entendida… ¡Daba gusto hablar con ella! Es verdad que nunca fuimos amigos pero nos caíamos bien… Esas cosas se notan.

Ver ahora “mi libro” en su escaparate me hace recordarla, y tengo que agradecerle a su hija toda la ilusión y cariño que ha puesto a este pequeño proyecto.

Gracias Laura. Va por tu madre y por su maravilloso rincón donde tanto gustaba ir a los críos antes de esta explosión digital. Un beso a Doña Pilar.

Las aventuras de Superaceta están en CASA sabiendo que están en LIBRERÍA MILANO.

Ayudemos a Laura, y a todas las Lauras que tienen su negocio abierto en los barrios para facilitarnos la vida a todos nosotros. Recordemos que cuando no existía Amazon, y a nuestros hijos les mandaban un libro, eran ellas quienes nos lo buscaban.

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .