¿DE DÓNDE VIENEN LOS PODERES DE SUPERACETA? ¡DE UN LIBRO!

Superaceta no siempre se llamó así. Superinfinito, tampoco. Como todo superhéroe tenían un nombre de pila. En realidad se llamaban Pablo y Álvaro y eran unos niños como tú, o como yo. Pablo, el mayor de los dos hermanos, era un niño al que le encantaba leer… ¡Estaba leyendo a todas horas!

Un día, uno de sus tíos le regaló un libro mágico. ¡Ese libro fue el culpable de todo aquel misterio! Era un libro en el que se contaba la historia de aquel mundo donde vivían todas las letras. Ese fue siempre un mundo feliz que vivió en paz, y que siempre se unía para formar otros pueblos, otras provincias y otros países diferentes a los que ellos mismos llamaban palabras, frases o párrafos. ¡Era un mundo maravilloso!
La vida siempre fue tranquila dentro de aquel maravilloso libro hasta que un malvado villano llamado FALTAORTOGRÁFICUS se coló en él y, por pura envidia a las letras y a todo lo que eran capaces de crear y de hacer creer a los niños, decidió atacarlo y someterlo para acabar con toda aquella magia. Por suerte el Mago Virtu, perteneciente a Úveland, que era el último país de las letras, consiguió detenerlo con la ayuda de alguien que vivía fuera de ese libro: un humano muy especial al que Superaceta llamaba tío Carlos y que vivía en la cercana Indalox.

Gracias a aquella batalla final, ese libro siguió a salvo durante años, escondido en la habitación de aquel niño hasta que un incendio provocó aquello que nadie sospechó que pasaría nunca. Esa noche las letras tuvieron que huir de ese libro para no ser devoradas por las llamas y fueron a parar al cuerpo del que creyeron su salvador: ese niño que dormía junto a ellas.
Y fue así como nació nuestro querido Superaceta (Super A-Z). ¿Quieres saber su historia? Pues ya está escrita la primera parte de “Las aventuras de Superaceta”.

Superaceta y Superinfinito son dos niños que luchan contra villanos con ayuda de las letras y de los números. Son ellas – y ellos – quienes les ayudarán a salvar Motrilian City, primero; y La Nueva Sevilla, después.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .