UN VIRUS NO PUEDE CON ELLOS

A pesar de que un puñetero virus ha intentado pintar sus vidas con los peores colores: con el oscuro color del silencio, con el más aburrido de soledad y, sobre todo, con el triste blanco y negro, los niños han vuelto a demostrar que, a ellos, nada se le puede imponer.

Por suerte ellos no son como los mayores… Ellos son lo que son: un festival de colores, de alegría y de unión; y no hay virus que pueda acabar con eso.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .