CUADROS DE AMIGOS: EL VESTIDO

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Marina me ha mandado este cuadro con este mensaje: “Seguro que se te ocurre algo.” Al verlo me he acordado de ti, Martín.

Cuando murió mi mujer, a la edad de cuarenta vidas, solo quedó en pie un trozo pequeño de mí… ¡Lo demás murió con ella! Durante años fui incapaz de verla, sentirla, oírla u olerla, y con eso cavé día a día y, sobre todo, noche a noche, mi propia tumba interior.

Así fue hasta que comprendí que mis lágrimas y mi dolor ni la resucitarían ni a mí me harían volver a vivir. Por eso un día, sin hacer caso a nadie, me decidí, me acerqué a su armario, cogí aquel su vestido favorito y lo metí en la lavadora… ¡Todo cambió allí!

A partir de ese día, cada vez que lo lavaba y lo tendía, los pájaros de nuestros recuerdos volaban otra vez con brío, pintando de azul aquel cielo siempre negro y reconstruyendo ese nido en el que siempre descansamos juntos.

CUADRO DE Shel Silverstein

TEXTO DE josaysuscuentos

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .