TODOS LOS NOMBRES DE PICASSO

¿Sabéis que Pablo Picasso en realidad tenía muchos más nombres y que se llamaba Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Mártir Patricio Clito Ruiz y Picasso.

El “Picasso” es en realidad de su madre, y María Picasso López. Su padre se llama José Ruiz Blasco.

 

ALAN PARSONS: LA SAGRADA FAMILIA

de niño me gustaba mucho Alan Parsons. Su homenaje a La Sagrada Familia

¿Quién sabe donde la lectura nos puede llevar, sólo un tonto diría
Quién sabe si nos encontraremos en el camino
Siga la estrella más brillante en cuanto a los valientes pueden atreverse
¿Qué vamos a encontrar cuando lleguemos allí

La Sagrada Familia oramos la tormenta se acabará pronto
La Sagrada Familia para el león y el cordero

¿Quién sabe donde los vientos nos golpe, sólo un tonto diría
Quién sabe si alguna vez llegará a la costa
Siga un sol naciente con los ojos que sólo puede mirar
¿Qué tipo de fuego nos quemará allí? qué clase de fuego?
Sólo un tonto diría

falilia La sagrada del viento ha cambiado la tormenta
La Sagrada Familia para el león y el cordero
La Sagrada Familia damos las gracias al señor, el peligro es más
La Sagrada Familia no hay paz en la tierra

Bajo un cielo azul nuestras voces lugar en las canciones de gloria
Y durante todos estos años nuestros ojos y oídos estaban llenos de lágrimas

Quién sabe, puede que el mundo nos a su vez, sólo un tonto diría
¿Quién sabe lo que los hados pueda tener en almacén
Siga la Luz de la Verdad que el perro lo que ven nuestros ojos
¿Cómo podríamos saber que pueden estar donde? ¿Qué debemos saber?

Entonces los cielos Enojado, la batalla Crear, El Sonido de la Gloria
Y durante todos estos años nuestros ojos y oídos estaban llenos de lágrimas

¿Quién sabe dónde está el Camino de mayo de plomo nosotros, sólo un tonto diría
¿Quién sabe Wha que se ha perdido en el camino
Puedes buscar la tierra prometida de los sueños en todos los que compartimos
¿Cómo sabremos cuando estemos allí? ¿Sabremos?
Sólo un tonto diría

La guerra santa es el falilia ganado la batalla a lo largo de
La Sagrada Familia es el León y el Cordero
La Sagrada Familia damos las gracias al señor, el peligro es más
La Sagrada Familia, he aquí la mano poderosa
La Sagrada Familia de la noche se ha ido la espera de más de
La Sagrada Familia no hay paz en la tierra

LOS BAÑOS DE LA GRENOUILLERE Y RENOIR

Los baños de la Grenouillerre, a unos 20 minutos en tren de París, era un lugar muy frecuentado, donde los parisinos iban de excursión los fines de semana o durante las vacaciones.

Aunque la traducción de Grenouillere es “charca de ranas” el nombre no tenía nada que ver con los animalitos verdes que vivían en las charcas. “Ranas” era la manera en la que los hombres llamaban a las mujeres que pasaban el verano bañándose en el río y que tenían fama de coquetas (por decirlo de una manera suave)

Varias de estas “ranas” posaron para Renoir, quien dijo de ellas que eran “excelentes personas”

EL ALMUERZO DE LOS REMEROS. ¿QUIENES ERAN SUS PERSONAJES?

La escena representada en este cuadro se desarrolla ene l restaurante Fournaisse, en Chatou, una pequeña isla en el Sena. Renoir recuerda el lugar así: “un lugar donde la vida era una vacación perpetua, el mundo sí que sabía reír en esa época”.

El hombre con sombrero de copa, que conversa al fondo de la escena, es el banquero y coleccionista de arte Charles Ephrussi.

Aline Charigot, futura esposa de Renoir, está sentada a la mesa con un perrito en sus manos. Detrás, Alphonse Forunaise, el propietario del restaurante

Al fondo, Paul Lhote, tomando por la cintura a la actriz Jeanne Samary

La figura sentada con sombrero de paja es el pintor Gustave Caillebotte, hablanco con la actriz Ellen Andrée

CENTENARIO DE LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES: EXPO DALÍ-LORCA

En La Residencia de Estudiantes, que cumple cien años, clave en la efervescencia que vivió la cultura española del primer tercio del siglo XX, coincidieron en marzo de 1923 el poeta y dramaturgo granadino Federico García Lorca (1898-1936) y el artista catalán Salvador Dalí (1904-1989). Fruto de este encuentro, los dos genios establecieron una intensa relación intelectual y artística en el contexto internacional de las vanguardias.

La muestra, para la que se ha recopilado abundante material documental, obras significativas de los dos artistas y de multitud de creadores de vanguardia europeos, hasta alcanzar las más de 300 piezas, no sólo pretende reconstruir la controvertida relación intelectual, personal y artística entre Lorca y Dalí, también ofrece una visión trasversal e internacional de las vanguardias que influyeron en ambos, desde el cubismo al futurismo, pasando por el purismo, el maquinismo, la objetividad o el surrealismo.

Intensa amistad

Es en el otoño de 1922 cuando Dalí se traslada a la institución madrileña para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En aquel momento, Lorca, que había llegado a la institución tres años antes, se encontraba en Granada preparándose para terminar la carrera de Derecho. No será hasta principios de 1923 cuando inicien una intensa amistad que les llevó a compartir experiencias personales, intelectuales y proyectos artísticos.

Desde ese momento y hasta 1929 –año en que Dalí se instala en París y Lorca viaja a Nueva York, poniendo ambos las bases de una nueva etapa en sus respectivas carreras–, transcurren ocho años de intercambio intelectual que esta exposición estructura en tres grandes apartados temáticos y etapas cronológicas: Residencia de Estudiantes, Hay claridad y Estética filosófica. En resumen, el objetivo es poner de relieve la complejidad de la discusión intelectual mantenida por ambos en el marco de las vanguardias internacionales, que en esos años centrales de la década de los veinte alcanzan sus posiciones más polémicas e intensas.

En la Residencia (1922-1924)

Esta primera etapa corresponde con el momento de encuentro entre los artistas en la Residencia, que es también el de su primera incursión en los medios de vanguardia internacionales, entre 1922 y 1924. Junto con Buñuel y Pepín Bello formaban el grupo de artistas más notables de la Residencia, muy críticos con los artistas tradicionalistas y académicos a los que se referían como “putrefactos”. De este término surgió entre 1925 y 1926 el proyecto El cuaderno de los putrefactos, una serie de láminas dibujadas por Dalí acompañadas de textos de Lorca.

EL ARTE DE LUIYI

Este es uno de mis cuadros favoritos, y creo que lo has superado.

si quieres ver sus cuadros copia el enlace

http://dididibujos.blogspot.com/

CARTA A UN AMIGO ARTISTA: LUIYI

 

toda la carta de presentación en word……………..LUIYI[1]

EL BESO, DE FRANCESCO HAYEZ

EL BESO de Francesco Hayez:

Pintor sentimental, exponente de la transición entre el Clasicismo y el Romanticismo en Italia,  es un pintor que ejemplifica el optimismo latente tras la unificación italiana. El lienzo es especialmente notable por la claridad de su luz y por una composición especialmente ordenada, de refinado estilo narrativo. El hombre y la mujer se besan en secreto, como si estuviesen en un lugar prohibido. La poética sombra de la derecha dirige nuestra atención hacia el largo de la sensual falda de la mujer, de excelente factura. La tensa mano de la mujer acusa la pasión, mientras que el hombre acaricia con suavidad su rostro. La atmósfera es de vaga nostalgia y tierna melancolía. Un consejo: Practicad esta escena con vuestras respectivas parejas de vez en cuando. Os sentiréis más reconfortados, seguro.

LA BODEGA YSIOS Y EL GRAN CALATRAVA ¡VAYA JOYA”

En la zona más bella de Rioja Alavesa, situada a los pies de la Sierra de Cantabria, se levanta la silueta extraordinaria de Ysios. La bodega sorprende y fascina al que visita esta tierra privilegiada, considerada como una de las mejores zonas del mundo para el cultivo de la vid.

El arquitecto Santiago Calatrava la diseñó a través de la sublimación de las líneas de una hilera de barricas. Al igual que su interior, que también sigue su estela vanguardista.

la manzana y la concha como símbolos eróticos

Afrodita es la diosa del amor, de la belleza y del deseo sexual. Nace de la espuma del mar fecundada por el miembro de Urano. Llega a las costas de Chipre, por eso a veces se la llama Cipris. Puede ser una diosa terrible con aquellos que no tienen por ella el respeto debido como bien descubrieron Fedra y Pasífae. Fue entregada a Hefesto para castigar su orgullo y ella lo aceptó, aunque le fue infiel en numerosas ocasiones. Pero Hefesto siempre la perdona. Es de las pocas diosas que tuvo amores con un mortal, Anquises, del que tuvo a Eneas..

la concha y la manzana son atributos relacionados con Afrodita (o Venus) y, por tanto, símbolos eróticos para los antiguos griegos y romanos. Una posible motivación de este simbolismo es el parecido morfológico de la concha con los genitales femeninos y de la manzana con los senos.
En latín “tirar manzanas a alguien” es  declararle amor. En latín se diría petere malis quandam, y la expresión equivaldría a la nuestra de tirar los tejos.

Por otro lado, la manzana como símbolo erótico tiene bastante importancia en algunos episodios míticos de la Mitología Clásica, como el de Hipómenes y Atalanta, el de Aconcio y Cidipe, y el Juicio de Paris, donde aparece la famosa manzana de la Discordia

EL ENTIERRO DEL SEÑOR DE ORGAZ

No sé cuántas veces habré estado en Toledo (¿la ciudad más… de España?) pero sí las que he visto este cuadro. Frente a él te quedas maravillado de los detalles, que son muchos

Se divide en dos partes: la tierra en la inferior y el cielo en la superior. En la tierra se está llevando a cabo el entierro del señor de Orgaz, al que asisten diversos clérigos y nobles toledanos. Don Gonzalo Ruiz de Toledo, señor de Orgaz, había sido un hombre bueno, daba dinero a los pobres y ayudó a la reconstrucción de la iglesia de Sto. Tomé. Es por esto que, en el momento de ser enterrado (año 1312), se aparecieron milagrosamente los dos patriarcas de la Iglesia, San Agustín y San Esteban (muertos en el siglo III) y depositaron amorosamente el cuerpo en su tumba.

Nos llama la atención la espectacularidad con la que El Greco trata el tema: a la izquierda un fraile franciscano en actitud piadosa, junto a él un niño, Jorge Manuel Theotocopuli, hijo del pintor, que nos señala la escena y nos mira fíjamente, en su pañuelito está la fecha de su nacimiento. En el centro el cuerpo de D. Gonzalo, con una expresión de placidez en su rostro, y vestido con una espléndida armadura de acero damasquinado donde se reflejan los tejidos de los personajes de alrededor, incluso la cara de San Esteban está en su pectoral. San Esteban es el patriarca más joven y San Agustín es el que tiene más edad y la barba canosa. Sus túnicas son un portento de representación, bordadas con hilo de oro y con imágenes sacras que, de puro realistas, parecen cuadros autónomos.

En una larga hilera de personajes cuya única parte corporal distinguible es la cabeza y unas manos delicadísimas y estilizadas (“aladas” según algún crítico), podemos identificar al propio pintor autorretratado (sobre San Esteban y encima de una mano “alada”); o a personajes como Antonio de Covarrubias y su hermano Diego, hijos del famoso arquitecto toledano Alonso de Covarrubias. A la derecha se encuentra un fraile con sobrepelliz que resulta ser Andrés Núñez, párroco de Santo Tomé y encargante del cuadro. Los caballeros asisten a la ceremonia y al milagro sorprendidos por el prodigio, pero contienen sus emociones como si fuesen testigos de un fenómeno normal.

Por encima de los asistentes al entierro se eleva un ángel con falda verde acampanada que sube al cielo en una actitud muy amorosa el alma de D. Gonzalo en forma de un feto o crisálida traslúcida (el alma es inmaterial) . Este ángel rasga las densas nubes y se abre camino hacia la parte celestial del cuadro. Allí están la Virgen María y San Juan Bautista recibiendo el alma e intercediendo ante Cristo juez que preside la escena. También se encuentran en el cielo santos, apóstoles (fíjate en San Pedro con las llaves del cielo), Moisés con las tablas de la ley, el rey David con su arpa, Noé con su arca, y los coros celestiales. Entre los personajes de la derecha hay un anciano con la mano en el pecho y barba canosa: es el propio rey Felipe II, a quien El Greco pinta en el cielo a pesar de que aún vivía. Y lo pinta entre todos los apóstoles, lo que no deja de ser un lugar sorprendente.

Existen dos ejes compositivos que estructuran muy bien el cuadro, el horizontal sería esa fila de cabezas colocadas a la misma altura y la vertical el cuerpo de D. Gonzalo, la tiara de San Agustín, la falda del ángel, el alma y Cristo juez. Lo que no apreciamos es paisaje o marco arquitectónico alguno. Uno de los aspectos más conocidos de la pintura de El Greco es el alargamiento de los rostros y de los cuerpos de los personajes; este hecho, que nos parece único, no lo es tanto ya que varios pintores de la época también lo hacían, pero en el caso del cretense resulta muy curioso porque de ese modo añade grandes dosis de espiritualidad y misticismo a las figuras representadas.

Incluso cuando pinta desnudos, no son nada eróticos y sí muy estilizados y flameantes, más parecen almas que cuerpos.

LA DEVOCIÓN FILIAL EN EL ARTE (PERO Y CIMÓN)

Greuze-CimonandPero

Este motivo pictográfico tiene su origen en el escritor latino Valerio Máximo, que escribió un libro de anécdotas históricas titulado Facta et dicta memorabilia (escrito hacia el 30 d.C.). Valerio Máximo cuenta (5.4.7) , como ejemplo de devoción filial, la anécdota de una joven cuya madre es recluida en una prisión, condenada a morir de inanición. Se permite el acceso de la hija a la cárcel, y ésta da de mamar a su madre regularmente. Cuando las autoridades se percatan del hecho, se conmueven ante el acto de devoción filial, y perdonan a la condenada. A continuación (5.4. ext. 1) Valerio Máximo alude a la misma historia, pero protagonizada esta vez por una muchacha llamada Pero y su padre Cimón (o Micón). El autor latino precisa que el tema de Pero y Cimón era ya motivo de representaciones pictóricas en su propio tiempo