EL BUEN AMIGO

IMG_50362469056616.jpeg
Él siempre lo supo. Ella no del todo
¿Sabes por qué sé que él lo supo siempre?
Porque él era muy amigo mío. Ni siquiera hizo falta que me lo contara.
Pero lo sé. Siempre lo supe. Esas cosas se saben. Así, sin más.
Siempre supe que, si por él fuera, hubiera bailado con ella a cualquier hora del día sin tener motivo, sin que hubiera pista de baile, y sin que existiera música si quiera…

Por eso lo sé. Todo eso lo veía en sus ojos cuando ella aparecía.

LA LADRONA DE NOCHES

FB_IMG_1462573474646
Ya tocan! se cierran mis ojos.
Vislumbro una larga melena
del color del mismo día…
Veo vientos multicolor,
veo arenas mecidas por olas,
y veo labios que escancian licor
sobre un suelo árido y seco.
Ya está aquí mi gran enemiga,
esa que tú llamas la noche,
y viene cogida de tu mano.

image

Eres tú la última luz del día,
la última canción que oigo,
la última mujer que beso
en mi último pensamiento…
¡Ya tocan! se cierran mis ojos,
pero no consigo dormirme.
¿Cómo dormir ya…?
¿cómo hacerlo si, sin ti,
es siempre ya de día?

¡BÉSALE!

image

Durante el invierno ella le pintó un día, y otro… Y otro más. Siempre con la esperanza de que un día, al llegar el verano – que siempre llega –  esa pintura se desdibujara y le tejiera esos labios que tanto deseaba besar.

DOS MANERAS DE VER UNA MISMA VIDA


la vida es el mejor de los juguetes que tenemos.
Unos prefieren dejarla guardada, para que no se estropee, y que así les dure más.
Otros, en cambio, prefieren sacarla a la calle, y darle de patadas y cabezazos con otra gente.

ESTO NO ES UNA APOLOGÍA DE LA POBREZA

olvida la política y piensa en lo que dice este hombre. Si no te convence tampoco pasa nada.

Es miserable gastar la vida!!!!

CURIOSIDADES DE PERSONAJES: EL FILÓSOFO SPINOZA

 

¿Sabías que Spinoza era holandés de ascendencia española?

Sus padres tuvieron que huir a Ámsterdam para escapar de la persecución de la Iglesia Católica. De joven estudió a los filósofos judíos, pero la mayor influencia la encontró en Descartes.

Se dice que Spinoza era un hombre amable, dulce y considerado. Pero sobre todo era un hombre de grandes principios.

Fue capaz de rechazar un puesto en la universidad porque no quería comprometer sus ideales, no quería cobrar por su talento y prefirió ganarse la vida como un humilde pulidor de lentes.

A diferencia de muchos grandes pensadores, Spinoza intentó vivir de acuerdo con su filosofía. Y como resultado casi todo el mundo le odiaba. Sin embargo, sobrevivió al hecho de ser expulsado de su comunidad religiosa, al rechazo de su familia y a un atentado contra su vida, y afirmó: “NO PUEDE HABER MUCHA FELICIDAD”

Spinoza creía que es es por obra de la razón cómo el hombre da sentido al mundo.

Mientras que Descartes decía que el universo se componía de dos cosas: mente y materia, Spinoza dijo que solo había una sustancia: Dios.

Dios, el universo y todo lo que hay en él son lo mismo.

Spinoza llegó a decir que el hombre no tenía un lugar especial en el cosmos, lo que hizo que los judíos se indignaran con él y le expulsaran de la comunidad.

Hubo quien intentó hasta matarlo. De hecho, Spinoza guardó la capa rasgada por el cuchillo como recuerdo.

Murió a los 45 años por culpa de complicaciones pulmonares ocasionadas por el polvo desprendido de las lentes que pulía.

Por cierto ¿sabías que Spinoza era amigo de Christian Huygens, el fundador de la óptica moderna?

¿y que rechazó dedicar uno de sus libros a Luis XIV a cambio de una pensión real?

 

tanto y tan poco

FB_IMG_1462399044152.jpgHay días que tienes tanto que no es mío que cuando te vas apenas si me queda nada de ti… Hay otros días que tienes tanto que sí siento mío que, cuando te marchas, me queda todo… Tienes tanto para dar, y yo soy tan poco para recibir que a veces prefiero esconderme… Tienes tanto que no me puedo quedar que no puedo hacer otra cosa que apartarme…

Y me aparto, sí. Aunque siempre esté ahí, escondido entre la multitud que te acecha, y siempre admirándote, y casi siempre soñándote, y muchas veces robándote, y algunas imaginándote, … Y nunca, nunca, besándote.

cada vez que la veía algo pasaba… Un poco de aire, unas espigas, una brisa… ¡Siempre pasaba algo maravilloso! Esa era su magia

 

EL SEDUCTOR

Al final, como pasa con este “seductor” de Magritte, todos acabamos convirtiendo nuestra piel en eso que tanto vivimos, o, peor aún, en eso que tanto ansiamos… ¿No crees?

Desperteras

Lo bueno de despertar a su lado era que la felicidad ya empezaba justo en el momento antes de dormirse.