PAPI ¿QUÉ HARÍAS SI TE DIJERA QUE TENGO NOVIA, Y NO NOVIO?

Fotografía surrealista- AMO

– Papi ¿qué harías si viniera a casa con una chica, en lugar de con un chico, y te dijera que es mi novia?
– no sé…
– ¿no sabes?
– déjame pensar…
– No me esperaba esto… ¿Qué es lo que tienes que pensar?
– pues no sé… No la conozco…
– ¿Y…?
– Pues eso… ¿Qué le gustaría a ella? ¿espaguetti? ¿macarrones? ¿patatas fritas…?

NUEVO ROCK DEL SUR: JAMMIN DOSE

Son de Málaga, y son… ¡La caña!

https://www.youtube.com/watch?v=FD2syLqvc64

Las nuevas generaciones

BELÉN Y PAULA ¡VAYA PAR DE DOS!

Hay algo que en mi generación no tuvimos muy claro nunca. Bueno, nosotros sí, pero los partidos que nos representaban no tanto. Vosotros – los jóvenes de hoy – no os debéis a ningún partido, ni a ningún líder político. Vosotras os debéis solo a vuestras ideas, a vuestro ideal de lo que está bien, o mal, y a lo que vosotras sintáis… Y si eso coincide con el ideario del partido, estupendo.
Son ellos – los partidos, y los líderes de los mismos – quienes se deben a vosotros… ¡Y no al revés! Y si no les gusta vuestro postulado – o a vosotras el suyo – nada es obligatorio: ni que tú estés en un partido donde no te oyen, ni que el partido tenga que tenerte a ti siempre diciendo cosas que no quieren oír.

Por suerte, el otro día estuve hablando con dos chicas jóvenes, muy preparadas, ambas de partidos e ideologías diferentes, y comprendí que ellas lo tienen mucho más claro que los de mi generación. Lo reconozco: sentí envidia. También alegría.
Ole por Belén y Paula… Menuda lección nos disteis de respeto, diversidad, discusión elegante, y, sobre todo, de esa capacidad tan olvidada a veces: la de escuchar. Escuchando a estas dos jóvenes volví a creer que aún hay esperanza en que la política cambie… Al menos, ellas parecen comprender que en política lo importante es tener razón, y estar convencido de ello, y no solo que se la den a uno, como pasa dentro de nuestros partidos.

¡Ganas de escucharos otra vez!

CARTA A UNA JOVEN TRISTE

distantpassion:  “ “ (…) aprenderé historias para contarte, inventaré nuevas palabras para decirte en todas que te quiero como a nadie… ”  “ Frida Kalho. ” ”

Hace poco una joven (muy joven) me dijo que había días en los que se sentía mal, triste, y abatida. Después me preguntó qué podía hacer cuando se sentía así… Me preguntó si yo, como persona mayor que era, conocía algún remedio eficaz contra su tristeza. Me dijo que nunca sabía qué hacer para no estar así, o qué tomar para sentirse mejor. ¿Tomar? – su pregunta me abatió al principio, lo reconozco. Después, me sentí culpable. ¿No nos damos cuenta de lo mal que lo estamos haciendo? ¿Tomar algo por un mal momento puntual? ¿Cómo una joven – tan joven – puede pensar eso? ¿No será culpa nuestra, como todo lo que les pasa?
La tristeza – le dije – es otra parte de la vida, como lo es la alegría, y hay que saber sentirla, vivirla, y, por supuesto, aprender de ella. ¡De pocas cosas se aprenden tanto! Y, cuanto antes, hay que buscar la manera de salir de ella. Querida joven: la tristeza es parte de la vida, y todos la hemos sentido alguna vez… Y todos la volveremos a sentir.

– ¿Quieres saber qué puedes tomar? – Le contesté finalmente – Toma la mano de una amiga, o amigo, o de alguien cercano. Eso siempre ayuda… Y, si no, siempre puedes tomar las de Villadiego.

TOMAR LAS DE VILLADIEGO

Resultado de imagen de VILLADIEGO

A principios dell Siglo XIII los judíos estaban mal vistos en Castilla, y casi todo el mundo tenía derecho a ofenderlos, humillarlos y maltratarlos. Fue el rey Fernando III ‘El Santo’ quien promulgó un decreto prohibiendo que se persiguiese a todos los judíos que vivieran en Villadiego, en la provicia de Burgos, a los que deseaba proteger poniéndoles bajo su protección y custodia.

Así los judíos, al enterarse de aquello, consideraban esa villa como su santuario, y cuando, en otros pueblos, se sentían amenazados “tomaban las de Villadiego”, es decir, se apresuraban a buscar refugio y seguridad en dicha poblacion.

Allí debían vestir una especie de calzas amarillas, que los identificaban como judíos protegidos del monarca, y por lo tanto no sometidos a otras vejaciones o maltratos.

EL ARTE ES ¡TODO! Anouk Kruithof

No hay descripción de la foto disponible.

captura de ojos hecha de libros por Anouk Kruithof

Esta es la prueba de que con todo se puede hacer arte. Otra cosa es que a ti te guste o no.