CUESTIÓN DE SUPERIORIDAD

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Sí, sé que a muchos – y a muchas – no les gustará leerlo, pero es verdad que hay hombres superiores a mujeres en muchos aspectos, y en muchas facetas laborales, sociales e intelectuales. También lo es que hay mujeres superiores a hombres en los mismos aspectos y facetas… Como también es verdad que, ni en un caso, ni en el otro, son superiores – o inferiores – por el hecho de ser hombres o mujeres.

En cada caso – particular – es cuestión de que cada uno es como es, y, por tanto, los habrá siempre más listos o listas, y menos; más fuertes, y menos; más resolutivos o resolutivas, y menos, etc… Pero si generalizas, pues te equivocas.

Generalizar siempre es equivocarse, y más en este caso que se refiere al género.

LA PRIMERA VEZ QUE OI UN BLUES “blues for me” de BBKing

LA PRIMERA VEZ QUE OI UN BLUES “blues for me” de BBKing

El sonido de la canción es el mismo de aquella cinta de cassette (pasado a mp3)

Recuerdos… Recuerdo a un niño al que le gusta la música, porque no le queda otro remedio. El niño está jugando en su cuarto cuando llega su hermano mayor, el culpable de ese gusto por la música. En ese dormitorio de dos camas siempre suena música… ¡Siempre!
– Oye esta cinta que me han dejado – le dice al pequeño, que, como siempre, hace lo que su hermano dice.
Empieza a escuchar y, de pronto, la música es otra cosa. Ya no es ruido, ni tambores fuertes cantos estridentes, ni ritmos discotequeros… Todo cambia, todo se hace calma, y por fin la música llega a su alma. Con esa canción empezó todo… Ese idilio que aún dura.

Gracias Fernan. Feliz día de tu santo.

A veces, una imagen…

A veces, una imagen…

Eugen Garín

LA DETONACIÓN

La imagen puede contener: una o varias personas

Abro los ojos. Reconozco que lo hago con cierto miedo porque no quiero que se aleje la noche. La noche es mi aliada para tu secuestro, para maquinar mis planes contigo, para sorber tus olores, para dibujarte con mis sentidos, y para hacerte mía mientras duermes ajena a mí.

Los abro, y vuelvo a encontrar el oasis del desierto de mi noche. Acerco mi dedo con delicadeza. Miedo por despertarte. Emoción por acariciarte. Comienza el estruendoso deleite de mi dicha, se dibujan surcos y huellas en tu tez caliente, empiezan mis caricias furtivas en un coto privado en el que me acabo de colar aprovechando el roto de una valla que nunca te acuerdas de arreglar, y donde no siento miedo… ¡Todo es emoción! Te coso lentamente con aguja firme en una mano, e hilo de sea en la otra, y mis dedos siguen un patrón que ya conocen de memoria y que pronto recortaré de tu piel para tejerlo en la mía.

De pronto siento que todo empieza de nuevo, que todo empieza otra vez… ¡Me encanta cómo empiezan las cosas! Me gusta disfrutarlas sin darle muchas vueltas a cómo acabarán… ¡Ojalá no acabara nunca este momento!

Dejo de ser costurero, para hacer cursos imaginarios y veloces de bombero minero, para saber qué cables cortar, y qué cables unir, para volver a activar esa bomba que eres cuando tu apetito enfurece.

Pero despiertas…Te tienes que ir… Te levantas… Mi dedo sigue dibujando los lunares de tus caderas y de tu vientre sobre el aire por el que te veo alejarte. Entonces ese dedo se convierte en arma y apunta a simien…

Te marchas de la habitación. Oigo el ruido del agua cayendo dentro de la ducha. Oigo tus movimientos. Se cierra la puerta de la mampara y tú no oyes la detonación. Nadie oye nada. ¿Y para qué? Ya estoy muerto otra vez…

Por suerte pronto resucitaré… Tú me resucitarás.

LAS DEBILIDADES DEL MIEDO

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Por muchos colmillos que el miedo tenga, por muy afilados que estén, por muy afiladas que estén sus garras, y por muy fuerte que sea su terrible rugido, recuerda que no tiene alas para seguirte por el cielo… Su poder solo está en tierra firme.

Si te quedas en tierra – en su terreno – te devorará. En cambio, si abres tus pequeñas alas, y te alejas lo suficiente de él, podrás analizarlo y ver sus propias debilidades. Poco a poco incluso podrás acercarte a él, e intentar vencerle…

Recuerda que todo enemigo – por muy fiero que sea, tiene sus debilidades. El miedo, también. Y una de ellas eres tú.

EL BOSQUE SUMERGIDO DEL LAGO KAINDY (DONDE LOS ÁRBOLES CRECEN AL REVÉS)

A GRITOS

La imagen puede contener: una o varias personas

Esta noche te he soñado… a gritos.

Y han sido tan fuertes que estoy convencido de que te he despertado en mitad de la madrugada… a gritos…

¿A que sí? Lo siento mucho.

pdta: pensándolo bien, en realidad no lo siento.

WHAT LOVE IS

La imagen puede contener: planta, exterior y naturaleza

Tiempo de pandemia… Tiempo de pensar por uno mismo, y dejar de pensar aquello que nos dicen que es lo que tenemos que pensar.

Es verdad que el dinero es importante. ¿Qué loco dudaría de ello? Pero no lo es por su cantidad… Mientras haya lo suficiente para vivir, aunque no te permita caprichos, la vida puede ser maravillosa. Por eso el dinero es importante, pero solo eso. El dinero es necesario para vivir. Eso es verdad. Y, a pesar de su innegable importancia, es solo vital cuando falta, o cuando no tienes el mínimo para seguir adelante dentro de esta sociedad que te elimina si no dispones de él. Es así de duro: Si no puedes seguir el ritmo, abandona la carrera. Pero ¿nos hemos parado a pensar detenidamente si, de verdad, queremos seguir dentro de una carrera cuya meta no está hecha para que la crucemos?

El amor, en cambio, sí que es necesario para poder vivir. Y lo es porque el amor tiene algo que solo él tiene la suerte de tener: el amor es siempre amor, sin necesidad de medirlo. Y es que el amor no se mide en cantidad. Solo los necios hacen eso, o aquellos que no saben lo que realmente es… El amor se tiene, o no se tiene… se siente, o no se siente… pero no se compite con él, ni por él. Si lo haces – competir – algo aprendiste mal de esto de vivir. No puedes competir con nadie por amor, ni querer vencer en eso, porque en el amor, de una manera u otra, todos ganan, y solo pierde uno: el que no lo conoce.

Si tienes el mínimo dinero para vivir, tu vida seguirá adelante. Y si, además de ese poco dinero, tienes amor, la vida puede incluso ser maravillosa…. ¡Sé de muchos casos! En cambio, si tienes más dinero del que nunca necesitarás, pero no tienes amor, tu vida seguirá vacía… ¡por mucho dinero que tengas! Cuando eres joven no te enseñan eso… Eso se descubre cuando te vas haciendo mayor.

Nota: el amor no es solo el de pareja. El amor es esa persona – o personas – que hace que una canción suene diferente, que el aroma de un café multiplique tus sonrisas, o que su palabra de aliento te suba al mismo cielo.

EL DESPRESTIGIO DE LA POLÍTICA

Crean una comisión para salvar a la gente de un país (sus negocios, sus puestos de trabajo, y su futuro), y en ella dicen de olvidar sus diferencias, y unirse para lograr un final feliz. ¿Qué es lo primero que hacen los políticos en dicha comisión? Pues siguen haciendo lo mismo: aprovechar para demostrar sus odios – la mayoría de las veces exagerados y ficticios – y todas sus diferencias.

Y luego tenemos que soportar a los que dicen que no se puede permitir el desprestigio de la política en la calle: la política se desprestigia desde dentro de los partidos… Y cada vez lo hacen más. La calle, solo copia lo malo.

CREAN UNA COMISIÓN PARA LA RECONSTRUCCIÓN Y NOS DESTRUYEN MÁS.

El presidente de la COMISIÓN PARA LA RECONSTRUCCIÓN DEL PAÍS TRAS LA PANDEMIA pide disculpas por lo que ha pasado esta mañana. Al menos alguien tiene un poco de vergüenza.

Una vez más, unos y otros se han dedicado, no a ayudar a la gente, sino a pelearse entre ellos. Al menos alguien pide disculpas. Esperemos que los demás hagan lo mismo, o, al menos, hagan examen de lo sucedido y piensen un poco más en todos nosotros. Y no vale pensar que empezó el uno, y acabó el otro. Estamos en unas jornadas de LUTO OFICIAL, y en una comisión para ayudar a la ciudadanía… ¿Ni en eso van a tener un poco de altura política?