¡VIENEN LAS NOTAS!

into the wild.

Queridos papás y mamás:
Se acercan las primeras notas del curso. ¿Habéis leído bien? ¡Las primeras! ¡No son las notas finales!
Es hora de animarles, de hacer que vean que con vuestra ayuda pueden salir adelante, que queda mucho curso aún, y que, juntos, se puede conseguir… ¡Es hora de hacerles ver que tienen obligaciones,y que con ellas se consiguen las cosas!
Pero antes de ver las notas de vuestros hijos recordad cuando érais jóvenes. Muchos aprobabais todo. Otros no aprobabais muchas, pero casi todos pasabais a otro curso al final… ¡Casi todos!
Recordad cuando erais jóvenes. Recordad lo que os gustaba jugar, lo que os gustaba leer lo que queríais, lo que os gustaba salir, lo que os gustaba aquel chico o aquella chica, lo que os gustaba ver la tele, y lo poco que os gustaba la idea de tener que ponerse a estudiar… ¡Casi todos lo hacíamos por obligación! En eso no ha cambiado mucho la vida de un joven de antes y uno de ahora.
Queridos papás y mamás: claro que todos tenemos obligaciones, y ellos también, pero hay que animarles a seguir adelante, poner medios para ello, y no montar dramas…¡Son personas equivocadas aún, sin formar, y necesitan nuestra ayuda!

¿Les ayudamos a abrir la ventana, y a que continúe el viaje? ¡Ya se harán mayores! Todos nos hacemos… No se salva nadie.
Saludos.

pdta: no hablo de dejarles hacer lo que quieran. Hablo de ayudarles a hacerse mayores, porque – nos guste o no – no saben hacerlo aún. No es su hora todavía, aunque esta sociedad se empeñe en empujarlos cada vez antes. 
¡PACIENCIA! TODOS FUIMOS JÓVENES. ELLOS AÚN NO SON ADULTOS.

QUERIDAS HIJAS DOS PUNTOS

Verdad!  Siguemee como Manuela Paz ❤ Y disfruta de mi contenido!!

Queridas hijas:
No dejéis de oír a la gente. ¡Nunca! No dejéis de quedaros con lo bueno que os diga cualquiera… Incluso con lo malo. No dejéis de aprender hasta del que menos penséis que pueda enseñaros algo… ¡De todo el mundo se puede aprender algo en todo momento!
Pero tampoco penséis nunca que alguien va a tener la razón siempre por muy listo que parezca. No deis por hecho algo que dice alguien solo porque él – o tú misma – consideréis que es más listo… ¡Nadie es tan listo como para tener siempre la razón!
Piensa que si no la tienes tú siempre – la razón – ¿cómo la va a tener él? Y no tengáis miedo en decírselo…
Recuerda: si tú puedes aprender algo de él, él debe aprender también algo de ti. Si no cree que eso sea posible a lo mejor es que no es tan listo como crees, ni como él mismo cree.
Queridas hijas: ¡Sed vosotras, aprended, y defended vuestra verdad… No la de otros!


Queridas hijas: posiblemente esto que aquí os he escrito no esté en lo cierto. Recordad: nadie es más listo que nadie… Aunque se lo crea… Aunque sea mayor… Aunque sea vuestro mismo padre.


fotos de amigos: ¡Buen viaje, Carmen!

antblog: Anja Stiegler

Carmen no siempre fue una mujer triste, aunque todos la recordaran así. Carmen lloró tanto a lo largo de su relación con aquel hombre que, poco a poco, fue creando un mar de lágrimas a su alrededor donde a punto estuvo de ahogarse.

Fue cuando dejó de llorar, y miró a su alrededor, cuando comprendió que podría utilizar ese mar creado por sus lágrimas para partir de viaje a un lugar, sin duda, mucho más alegre… Y eso hizo, con ayuda de los propios papeles de su divorcio, se creó su propio barquito de papel, y se alejó de allí en busca de la mayor aventura de su vida… ¡Su libertad!

foto de Carmen (¡Suerte en tu viaje!)

QUERIDAS HIJAS dos puntos (taller de corazones)

Vivimos en una sociedad donde tiene cabida todo. ¡Como tiene que ser! No digo que no se tenga derecho a hacer cosas distintas, o que yo considere de menos calidad – ¡Líbreme dios! – sino que las administraciones deberían ayudar más a los que se lo trabajan, a los que quieren mostrar algo bueno, a los que promueven la cultura, y no a los que nada nos ofrecen salvo el placer de ser ellos mismos, como pasa en los medios hoy en día, sin darnos nada más. Los medios privados están para lo que están (para hacer negocio a cambio de algo) pero los públicos están para promover, para dar, y para ayudar a que el mundo vaya siempre un poco mejor. Crear y promover cultura es un acto de generosidad: Si alguien hace un cuento, una canción, una novela, una película, una obra de teatro, un cuadro, o una escultura, y lo comparte con los demás es un legado más de los muchos que ya tenemos… ¡Un legado! Y un regalazo.

¿Por qué creéis si no, queridas hijas, que siempre que vamos por la calle contribuimos con el músico que nos deleita con su arte? ¡Es algo que hacéis desde niñas! Y ese espero que sea vuestro legado: saber valorar cuando alguien da mucho de sí y se atreve a compartirlo.

¡Luchad por la belleza en el mundo. Luchad por el arte! Y, de paso, obligad a vuestros políticos del futuro a que ayuden a los que se atrevan a promover semejante regalo.

pdta: Que alguien como esta gente de “Taller de corazones” tenga que estar a expensas de que los demás le ayuden con su donativo es una muestra más de que nuestra sociedad no avanza al ritmo, ni en la dirección, en la que debiera. ¡Suerte “Taller de Corazones”! Si alguien quiere ayudar a que el proyecto salga adelante… 

 https://www.verkami.com/projects/21350-taller-de-corazones-un-musical-inesperado?fbclid=IwAR130q4OB-00R4gX81UOUgtfKLsIgbrfLH10XBX1qh3ofAgQ01doUTALkYc

Un cuento triste que te sacará una sonrisa

image

Aquella niña estaba atrapada – y contagiada – por el grisáceo cielo que podía ver a través de su ventana, de manera melancólica, abrazada a su mejor amigo del mundo: su querido oso Manolo. Su mamá entró en la habitación asustada. La había estado llamando durante un buen rato para que bajara a desayunar, pero la niña no contestaba. Al entrar en la habitación, y verla allí, se acercó a ella y, con una sola caricia, la hizo volver de su pensamiento.
– Ah mami, no te habíaescuchado
– ya me he dado cuenta, cariño. ¿Qué te pasa?
– nada, estaba pensando
– ¿y qué pensabas?
– ¿es verdad que los niños como yo también se mueren? – preguntó, dejando a su madre sin respuesta, y sin habla
– bueno… Sí, cariño, todos nos morimos – dijo, intentando no mentirle
– pero… ¿También en navidad?
– en navidad no – dijo, sabiendo que, por una sola vez, no le quedaba más remedio que no decir toda la verdad
– y cuando lo hacen; cuando mueren, quiero decir…
– ¿sí?
– ¿Van al cielo y viven en las nubes?
– supongo que sí, cariño
– ¿a que ahora que llega Navidad se ponen tristes porque no pueden estar con sus papis, y con sus abuelos?
– claro, mi vida… Se ponen muy tristes, pero no pienses en eso ahora… La Navidad es algo alegre, y no triste
– tienes razón, mamá – le dijo abrazándola
– venga, cariño, baja que el desayuno se te va a enfriar
– sí, mamá, ahora mismo bajo – le dijo la niña, mientras la madre se paraba bajo la puerta y miraba a su hija que colocaba su oso Manolo sobre la cama
– ¿ves Manolo como yo tenía razón? – dijo la niña al osito de peluche que tenía entre sus brazos – ¿ves como es por eso por lo que está lloviendo? Son los ángeles… ¡Lo sabía!




Imaginas las lágrimas de su mamá, supongo.

UN BUEN BLUES ES…. ¡PUFFFF!

UN BUEN BLUES ES…. ¡PUFFFF!

JOHN MAYALL CON GARY MOORE 

Gary Moore admiraba mucho a Buddy Whittington, y aquí toca con él y con Mayall demostrando un respeto enorme.

Polvo somos, y en polvo nos convertiremos… Pero no todos.

ANTONIO MORA (aka mylovt) ~ a Spanish artist who combines with talent portraits photographed in various landscapes.

Solo hay una cosa en la que  nos parecemos a esos pobres inmigrantes, esos a los que nos atrevemos a catalogar de “ilegales”, como si fueran una droga, un disco pirata, o una ropa… Solo nos parecemos en la manera de nacer. ¡Solo en eso! Si hasta en las condiciones en las que lo hacemos son totalmente diferentes…

Tampoco nos parecemos en la vida que llevamos después. Mientras unos parece que la van arrastrando, como una pesada losa atada a sus tobillos, otros vamos flotando por ella, colocándonos grilletes ficticios e innecesarios… Es verdad que no nos parecemos  en la forma de vivir, pero mucho menos nos parecemos en la manera de morir… Hasta en eso nos diferenciamos los afortunados europeos de los pobres africanos que, día a día, intentan llegar hasta nuestra querida Europa… Mientras nosotros “polvo somos, y en polvo nos convertiremos” ellos “agua son, y en agua se convertirán”…

Ellos, cuando aún están en su continente, piensan que aquí morirán felices, volviendo a ser lo que en principio deberían haber sido: polvo, como nosotros… Y volver así a la tierra. Pero es en su terrible viaje donde ellos descubren que no son ese polvo del que tanto les hablaron, sino que son agua. Son ese agua que lleva la corriente de la indiferencia, esa que nosotros ayudamos a soplar.

foto de Miguel Ángel

Ringo Star no era el mejor batería

Siempre lo dije: Ringo Starr no era el mejor batería… ¡Ni siquiera de Los Beatles!