MALDITA RESPUESTA (microrrelato sobre el maltrato)

Cuando apenas tienes quince años duele preguntarse a quién quieres más… Si a papá o a mamá. Pero más doloroso aún es tener, a esa edad, tan clara la respuesta.
Yo, a partir de aquel trágico día, no tuve opción, y tuve que dejar de quererle… Así, de golpe, como cuando te quedas dormido sin esperarlo mientras ves tus dibujos favoritos y te despiertas enfadado porque no recuerdas el final.
Por la noche, desde mi cama, escuché gritos y lamentos. Fue por la mañana cuando comprendí que esos moratones, esas heridas y esas lágrimas que ella llevaba ocultando desde que yo era un niño tenían tatuada su firma.
No podía dejar que la fuera matando poco a poco… Y por eso lo hice. No estoy orgulloso – ¡no! – pero al menos sé que ya no volverá a pegarle. Nadie debiera nunca pegar a un ángel… Ni siquiera papá.

DESVARÍO MENTAL DEL DÍA ANTERIOR AL DÍA DE LOS ENAMORADOS

SI LO HAS LEIDO ANTES DE LAS 10, LO HE CAMBIADO. HABÍA PUESTO LA PRIMERA COPIA, LA QUE HAGO SIN CORREGIR.

DESVARÍOS MENTALES QUE NACEN AL VER UN CUADRO O UNA FOTO

¿ves lo que yo veo, querido? ¿lo ves de veras? ¿Acaso un hombre, como tú eres, es capaz de sentirse así, sin más, sin importarle nada, vaciando mente y cuerpo, y flotar por el aire como si fuera agua todo lo que te rodeara?

Pues así son mis mañanas desde ayer,  cuando hablamos todo eso que teníamos que haber hecho mucho tiempo atrás,  desde que mi corazón – ¡al fin! – quedó liberado para amarte sin más temores, desde que mis sueños los comparto solo con tu alegría, y no con mis miedos,esos que tú  has hecho desaparecer con esa tu eterna sonrisa, esa que se queda grabada en mí cada vez que me besas, cada vez que me dices te quiero, y cada vez que me miras y me sonríes sin saber porqué.

Son ya, todos esos miedos perpetradores de noches de insomnio, un recuerdo lejano, que casi se está borrando. Sí, y por eso aún me despierto en las calientes madrugadas que me regalas bajo las sábanas que compartimos, y lloro de felicidad mientras mis manos recorren tu cara y tu cuerpo, grabando a fuego todas las curvas que posees y donde tanto me gusta guarnecerme.

Atrás quedaron, al fin, esos miedos a que descubrieras esa infidelidad que no me dejaba vivir, que no me dejaba compartirme plenamente, entregarme del todo, como hacía antes, y que hacían que el miedo venciera a todos los deseos que despiertas en mí desde el día que me enamoré de ti hace ya… ¿cuánto?

Sabes ya que fue una noche loca, una noche que ni yo misma recuerdaría si no fuera por el terrible daño que ha hecho en mí, en mis inseguridades y en todos los vacíos que había en mi vida. No fue una noche más… Fue una noche menos. Y lo fue porque por culpa de esa maldita noche no he hecho sino restar momentos que quería vivir contigo, alejar caricias que quería compartir contigo, y borrar besos que no me atrevía a entregarte.

Sí, querido, fue una noche que jamás olvidaré porque ha sido la noche que estuvo a punto de arrebatarme lo que más quiero, lo único que necesito, que no es otra cosa que tú. Esa noche no podía olvidarla, y has sido tú quien ha hecho que se vaya por fin, alejando de mí ese cuerpo que ni siquiera disfruté, esas manos que me estremecían de desagrado solo de recordarlas, y esa boca que me  besó con labios manchados de alcohol. Pero ahora todo eso se ha ido. EStoy aquí, frente a ti, desnudos como siempre, y disfruto de tu cuerpo dormido y de ese rostro ameno que descansa tranquilo.

Mira la foto, querido. Como no tengo palabras para describir el éxtasis que provocas en mí, sin mirarme siquiera, quiero que entiendas que jamás nadie fue amado como tú lo eres. Y me da igual que me quieras igual. No radica ahí mi felicidad… Radica en esto que yo siento, en la felicidad que provocas en mí… Nada más. Este amor que yo siento por ti es algo por lo que ya ha valido la pena vivir. Y si tú no lo sientes, huye, corre y búscalo. Todo el mundo debería sentirlo alguna vez, al menos.

Así me siento yo cada vez que me despierto a tu lado. Mi cama se convierte en un mar de hierba recién bañada por el rocío de la madrugada, donde yo salto, donde fluyo sin más, donde soy capaz de volar, como una cometa hecha con las limpias ropas que tú me prestas, y cuyos hilos son manejados por tus manos vigorosas, esas que me hacen estremecer cada vez que me acaricias, olvidando tu masculinidad y perdiéndote en mi feminidad.

Ven, flota conmigo, báñate en el mar de hierba que hay en mi cuerpo. Y si esto es un sueño – como creo que sucede – por favor, ni se te ocurra despertarme. Y si lo haces, que sea para que este sueño se supere…

Tú me entiendes. Y si no, tócame. Cuando veas mi cuerpo desnudo bajo las sábanas, esperándote solo a ti,  lo entenderás.

DESCARGAR EN word……………………..DESVARÍO MENTAL DEL DÍA ANTERIOR AL DÍA DE LOS

AQUELLA NOCHE (microrrelato)

AQUÍ OS DEJO UN NUEVO DESVARÍO MENTAL, UN MICRORRELATO NACIDO EN LA PLAZA DE LOS ARCOS MIENTRAS LAS NIÑAS JUGABAN.

AQUELLA NOCHE

 

Soy de esos que se consideran una buena persona. ¿Y por qué no? La prueba de ello  es que todos los que me conocen lo dicen. Lo que no sabe ninguno, ni sabrá jamás, es que dentro de mí guardo un terrible secreto que, si lo llegaran a conocer, acabaría con esa opinión. En realidad no solo acabaría con eso… Acabarían también con su propia vida. Por eso será siempre un secreto.

Detrás de ese maestro simpático y bonachón, de ese esposo  devoto e ideal, de ese padre amantísimo y de ese abuelo cariñoso que todos conocen, se esconde también la sombra de un ex asesino. Al menos así es como me considero.

Eso sí, en mi ya larga vida solo he cometido dos crímenes, y de eso hace ya muchos años. Tantos que ni siquiera los familiares de las víctimas se acuerdan. Yo sí.

Cometer un crimen no era fácil, pero ese tipo me hacía chantaje insistentemente por un error que cometí en mi juventud. Conseguí un dinero que no tenía y le pagué, y volvió a hacerlo. Le pagué una segunda vez. La tercera le dije que no volvería a pagarle, y quiso cumplir su amenaza. No podía permitirlo.

Cuando le maté  lo hice en plena calle, por la noche, y pensé que nadie me había visto. Me equivoqué, y tuve que matarlo también para que no me delatara. Con él  tuve mucho más cuidado, impidiendo que nadie me viera, y así pude eviar una tercera e inocente víctima. Fue todo, en esa misma noche del 21 de Octubre de 2010,  donde me convertí en asesino y en ex asesino.

DESCARGAR EN PDF………………..AQUELLA NOCHE

¿QUE NO CREES…? (microdesvarío mental)

¿Crees en los milagros?

si crees abre este archivo. Si no crees, no dudes en abrirlo.

Se lee en menos de treinta segundos, pero lo que dice, aunque parezca burdo, costaría escribirlo toda una vida (o más)

descarga – o abre – en pdf……………..Que no crees

LA ÚLTIMA DE SU ESPECIE (MICRORRELATO)

Aquí os dejo un microrrelato nuevo. Éste ha nacido de una frase de otro relato.

Ella no era la última de su especie, aunque así se sintiera siempre que descortezaba su alma  en la más nefasta de las soledades.  Y en esos momentos, tan íntimos como dolorosos,  nadie más existía, nadie más era, nadie más  vivía… Solo ella.
Y nada saciaba ese dolor devorador, que se hacía más fuerte bebiendo de las gotas de humor sombrío que  brotaban de las fuentes  redondas de su rostro… ese que no se reflejaba ya en los espejos.
¿Y si después de todo no era solo ella la culpable de todos sus fracasos amorosos? – se preguntaba, rodeada de pañuelos donde se cobijaban sus angustias.
Sólo ella sabía que nada podía reprocharse porque siempre se había entregado al límite.  Quizás ese fuera su verdadero problema, que esperaba demasiado de las mujeres.
Pero no podía hacer nada por evitarlo.  Ella era así…
Una chica de grandes principios…  principios repletos de flechazos directos al corazón.
Y de desastrosos finales…  finales acompañados siempre de puñales clavados en la espalda.

en pdf…………….., LA ÚLTIMA DE SU ESPECIE _MICRORRELATO_

LA DECLARACIÓN DE AMOR MÁS GRANDE (desvarío mental)

un micro, micro, microrrelato. Tan solo tiene dos líneas, pero suficientes.

Por cierto, antes de que alguno (alguna) empiece a pensar que, a veces, pongo cosas demasiado personales, recordarle que no todo lo que se escribe lo es (personal). En todo relato o cuento, o escrito puede haber algo de uno mismo, pero esto es literatura. Mala… pero literatura, al fin y al cabo.

¿Acaso cuando escribo algo de un asesinato piensas lo mismo? Espero que no.

en word……………, LA DECLARACIÓN DE AMOR MÁS GRANDE

SABERSE IR (relato corto)

manos_de_ancianos_editedSe lo tenía merecido. Fue la propia vida, esa que siempre le ayudó a cargar las maletas, quien no quiso seguir siendo su compañera de viaje.

Ellas siempre habían compartido muchos momentos. Los buenos y malos. En realidad siempre los habían compartido todos, pero  ella ya no tenía nada que ofrecer.

Cuando la vida se quiso despedir, a ella no le pilló de sorpresa. En realidad ella lo supo antes de que se lo dijera, y no le importó.

Cuando alguien muere, es la vida la que se va…Y con ella se va todo: dolor, amor, alegría, y hasta los remordimientos. Pero cuando el que muere no eres tú, si no  el que siempre estaba a tu lado, ese al que tanto querías, y con el que compartías todo, es entonces la muerte la que entra en tu vida para no marchase, para desgarrar tu vida, tu esencia… todo tu ser. Y ella no quería cambiar de compañero de viaje a esas alturas.

Fue primero su sombra quien desapareció de la vieja pared de ese salón donde tanto había llorado esas últimas horas de su vida. Y ella quiso correr tras ella. Definitivamente, era el momento de bajar del tren – pensó su fiel compañera. La mujer murió porque tenía que morir. Fue ella misma quien se lo buscó…

No se puede estar viviendo con un hombre así… tantos años, y pensar que se va a vivir para siempre. Habían sido años amables, llenos de besos y de sonrisas. También había habido tristezas, y bofetadas – todas de la vida. Ochenta y nueve eran ya, muchos años, y no estaba dispuesta a seguir viviendo – o sufriendo – uno más, sin él a su lado.

Por eso la vida la abandonó esa misma tarde, cuando se cansó de llorar, mientras sus hijos acompañaban a su padre al cementerio. Con ella estaba su nieta, esa a quien adoraba por lo mucho que se parecía a él. Antes, la miró y le sonrió. Después cerró sus ojos para siempre. Su nieta lloró un minuto. Se abrazó a ella, y, finalmente, sonrió. La abuela había muerto. Y se  lo tenía merecido.

PARA DESCARGAR EN WORD……………..saber marchar

PUTA GUERRA (MICRORRELATO)

el-anden1

Yo siempre me negué a creerlo, pero estos ojos… ¡ay estos malditos ojos que no dejan de llorar…!

También yo pensé, como ellos, que esta  era una guerra inevitable… incluso  justa. Iríamos a ella para defender nuestro territorio, nuestras creencias, y nuestra forma de vida… Y estaba orgullosa por verle a él luchar por algo en lo que creía.

Con tristeza nos despedimos en aquella vieja estación, rodeados de una multitud sin cara ni nombre, acompañados de humos y lágrimas, bajo un extraño cielo azul y emborrachándonos de llantos desesperados que salían de gargantas temerosas.

Nosotros no estábamos asustados. Si acaso tristes por no poder seguir practicando el nombre de lo nuestro. Pero solo serían unas semanas, unos meses… quizás un año.

Le quise allí tanto como nunca imaginé, y supe que siempre sería suya. De nadie más.

Y partió en ese tren. Muchas amigas, y la mayoría desconocidas, lloraban. Yo no.

Esa guerra era justa e inevitable. Había que enfrentarla y ganarla. Y él lo haría por los dos. Por eso le quería y le respetaba.

¿Sabes cuándo descubrí de lo injusto de esta guerra?

Cuando, un año después, llegué a la estación y me di cuenta que ninguno de los que bajaba del tren era él.

para descargar en pdf…………..LA PUTA GUERRA

LA LÁMPARA (microrrelato)

genio– jamás pensé que podría amar así. Te amo- me susurró, electrizando mi piel

– y yo – contesté emocionado, apretando mi mano contra la suya

– ¿por qué estás tan serio?… ¿qué piensas?

– nada…

– ¿nada?

– Ya sólo me quedan dos deseos…

EL DÍA DE REYES (microrrelato de un cabreado consigo mismo. Yo)

juguetes15 de Enero de 2009. Sin duda el día más feliz en la vida de todos los niños. Yo voy a contar cómo lo vivieron Nelson y Carlos. No son primos, ni familia, ni siquiera amigos… solo son dos niños.

Nelson vive en una reserva cercana al Orinoco. Vive con su abuela y siete hermanos. Unos mayores y otros menores. Su madre murió en una riada. Su padre anda preso.

El día de reyes despertó feliz. No obstante es el único día en el que puede sentirse niño. Gracias a su abuela. Así, bien temprano Nelson se levantó de su cama de paja, situada sobre el suelo de tierra y barro, y salió de la única habitación de la choza. Al entrar en el salón, a la vez que cocina, baño y resto de la casa, se encontró con unos paquetitos bajo la pequeña maceta casi seca. El frío y la humedad no existían ese día.

Sus hermanos rodeaban ese su árbol y cantaron una bonita canción de navidad en compañía de la abuela Camila. Cada uno abrió su paquetito. Dentro había unos calcetines nuevos, cosidos por la abuela, y una pequeña pelota para los chicos, y una muñeca para las niñas. La pelota era de trapo, con el dibujo del escudo del Real Madrid. La muñeca estaba hecha con rulos de papel higiénico, piedras redondas y finos palitos que hacían la vez de extremidades. Todos sonrieron. La abuela también, pero recordó a su hijo, y lo lejos que estaba.

Lo había conseguido. Sus niños eran felices y ese día no tendrían que caminar kilómetros para ir al colegio y después ir a por agua y comida. Ese era el día de reyes y había que jugar.

Y Nelson y sus hermanos jugaron con su pelota hasta que la rompieron. En la cama, al llegar la noche, aún sonreía. Le dolían los pies por haber estado jugando descalzo todo el día… Pero había merecido la pena.

Carlos tiene la misma edad que Nelson, y vive en Madrid, en un chalet pareado con sus padres y sus dos hermanas menores. Ese día está pletórico. Han llegado los Reyes.

Saltando de su cama de Buzzlightyear se coloca sus zapatillas de Caillou y su bata de Spiderman. En el salón, junto al gran árbol natural (cortado para la ocasión) hay varias decenas de cajas de distintos tamaños. En no menos de diez pone su nombre. Y abre una, y otra, y otra… En menos de cinco minutos las abre todas…

– Otro, otro – grita emocionado, sin prestar atención al que acaba de dejar.

¿Te gustan Carlitos? – le pregunta su madre. Él responde que sí. Mira de nuevo todos los juguetes y se aleja del salón dejándolos abandonados en el suelo, algunos sin terminar de abrir.

Vuelve a su cuarto y se echa en la cama. Coge su consola Nintendo. Aún está nervioso porque no ha conseguido vencer la partida de POkemon Advance, y ya lleva más de dos días intentándolo. Hoy lo conseguirá – se dice emocionado y contento mientras piensa en la segunda parte que le comprará su padre cuando termine esta.

DESCARGAR……………………dos-dias-de-reyes

L´ECOLOGISTE (desvarío mental n.12) relato serio aunque con humor

dibujo-manosEsto es una pequeña broma que nadie puede tomarse a mal. Es, como su nombre indica, un simple desvarío mental. Espero que te guste. Yo creo que es divertido. (NADA MACABRO)

Es un relato serio escrito con sentido del humor (el mío).

en pdf………………….lc2b4ecologiste

NO HAY PALABRAS desvarío mental n.8

Si habrá palabras en este idioma y en tantos otros…

Pues vuelve a pasarme como aquel otoño que nos arropaba. Allí, en el parque, pensé, mientras te miraba, que hasta los árboles de hojas perennes guardaban un atavío fresco. Allí me acerqué a ti, te separé de los demás, y te reíste. No encontré las palabras que quise decirte.

Pues nada, veinte años después, tampoco encuentro esas mismas palabras que expresen lo que sigo sintiendo por ti…

 

 

 

…¿ves?