Los jugadores del Motril CF piden el apoyo de la afición para el último partido de liga. ¿Qué os cuesta?

Los jugadores del Motril CF piden el apoyo de la afición para el último partido de liga.

Yo no estaré porque no vivo en Motril ya, pero desde aquí mi apoyo al club que tantas alegrías y sinsabores me ha dado desde niño. Recuerdo cuando iba con mi padre y mi tío Paco todos los domingos al Escribano Castilla. Era un ritual. Salíamos de casa, recogíamos a Juanma y a su padre, y nos íbamos hasta el campo donde nos sentábamos en la grada de sol. Recuerdo a Godoy (el porterazo), a Huertas, Callejón (el padre de los CAllejón), Aranda (el maestro), Pelé (aquel gitano del que tanto esperábamos), Novo, Godoy (el mejor futbolista que ha habido en Motril? y que después se fue al Antequerano) “el Garrincha”, un jovencísimo “Pedrulo”, “el lechuga”, Chupi, Milán (D.E.P.), Guti (un buen amigo), Paquillo “el ultra” (mi soci), Mané, Roberto, Hontoria, Vilaseca (me encantaba este tío)… También recuerdo la peña El lambreazo, y aquel campo de tierra con sus vallas de chapa donde pegábamos todos a última hora para amedrentar al contrario. ¡Qué tiempos! TAmbién recuerdo el partido de ascenso a 2.B, y la fiesta que nos pegamos con los jugadores en la playa, después del espectáculo en la plaza de España (foto). Ahí tuvimos la copa entre nuestras manos, y en nuestro coche. Ayudemos ahora al club que lo necesita. ¡Mucho Motril! ¡y mierda pal chaquetas!

Este día – el del ascenso a 2.B – mi amigo Pino saltó al campo cuando Julio  marcó el gol que nos daba la victoria. Recuerdo que salía en el periódico corriendo hacia los jugadores como si fuera uno más. ¡Mooooooootril!

LA BIBLIOTECA DE SEVILLA LA NUEVA SIGUE SIN ARREGLARSE TRES AÑOS DESPUÉS ¡YA ESTÁ BIEN!

Por cierto, en la biblioteca de Sevilla la Nueva, no se puede subir a la planta alta, donde se encuentran la mayoría de los libros de adultos porque la escalera se está rompiendo y corre el riesgo de caerse.

¿Sabes desde cuándo sucede esto? DESDE HACE YA CASI  TRES AÑOS.

Si quieres un libro tienes que hablar con Alfonso, el bibliotecario – un homenaje a este hombre, por favor – y él te lo va a buscar.

Pero se ha perdido esa gracia de mirar entre las estanterías.

Según el ayuntamiento no hay dinero para arreglarlo.

Otra ayuda a la cultura y a la juventud de este pueblo.

Luego dicen que la juventud bebe porque no tiene nada mejor que hacer. Pues no me extraña.

Para colmo no tenemos bibliotecario por las tardes porque no hay dinero.

¡YA ESTÁ BIEN! ¡OS VA A VOTAR VUESTRA TÍA! ¡YO VOY A INTENTAR BOTAROS!

NUEVO ÉXITO DEL MERCADILLO SOLIDARIO DE MALAWI EN EL DUQUE DE RIVAS DE SEVILLA LA NUEVA

Gracias al colegio, a los profes, a la dirección, y especialmente a CARLOS, que, una vez más, estuvo desde el principio hasta el fin, siempre ayudando con una sonrisa y con unas formas exquisitas.

Gracias a las mamás y papás que participaron, y a los que no pudieron pero sí que acudieron con sus hijos para comprar y ayudar. Gracias también a todos los chavales de sexto y a sus profesores por ayudar durante la mañana a cargar bolsas y cajas.

Este año hemos recaudado más de 1200 euros para Malawi. Así que chicos del Duque: ¡¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!

Me gustaría hacer una mención especial a una niña y a una familia. Estaba yo en el puesto de libros cuando se acercaron – sin hacer ruido ni aspavientos – de forma sencilla (como ellos parecen ser) y me dijeron si podían darme un dinero que su hija había conseguido durante el verano para el mercadillo. Mientras la niña me miraba emocionada (no podré olvidar su cara) su mamá me comentó que todo el verano había estado  haciendo y vendiendo pulseras, y que todo el dinero era para el Mercadillo Solidario de Malawi. Yo esperaba que me diera unas moneditas, o algo así, pero la niña – totalmente emocionada – me dio 30 EURAZOS, sin duda, el dinero más bonito de todo el Mercadillo.

Gracias Laura. El mundo seguirá adelante siempre que siga habiendo gente así.

QUIERO VIVIR (intento)

QUIERO VIVIR

Quiero vivir siempre
en un mundo como este,
el que piso con mis pies
descalzos
hundidos en tu arena.
Yo quiero vivir siempre
en este mundo que eres tú
y pisar siempre – siempre-
la tierra que nace y duerme
sobre la playa de tu vientre,
Y hacer castillos imperecederos
Que ningún mar pueda derribar.
Yo quiero vivir siempre,
y pisarte emocionado,
como aquellas noches de infancia
que pisaba la arena que bañaba
Aquel mi Mar Mediterráneo
que me enseñó a nadar.
Yo quiero vivir siempre,
siempre en ti,
dentro de ti,
alrededor de ti,
sobre ti,
debajo de ti…

Yo quiero vivir siempre
y bucear dentro de ti,
y encontrar estrellas de mar
que llevaré al cielo por la mañana
para hacer más feliz al sol
y que le hagan compañía,
al igual que tú haces conmigo
mientras duermes  en nuestra cama.
Yo quiero vivir siempre
Y dejar caer las cenizas
que antes fueron humo
que salió de tus labios.

Quiero vivir siempre
escondido en ese rincón
que encontré un día
en el vacío de tus ojos…
Pero sobre todo…
yo quiero siempre vivir
para repetir tu nombre
mientras duermo a tu lado
aunque no llegue a tus sentidos.
Yo quiero vivir siempre
en ese nombre que susurro
y deletreo en la oscuridad
de mi cuarto desértico
que solo tú conviertes en oasis.

Yo quiero vivir siempre,
y repetir ese nombre
que me lleva hasta ti,
y donde me baño
entre las olas que nacen
del mar tranquilo que eres,
y que solamente se riza
cuando tu cuerpo me invita
a hacerme una parte más de él.
Yo quiero vivir siempre
Y ser pez, o barco,
o sirena – qué más da –
Lo único que quiero es nadar
tan dentro de ti que no sepa volver,
y que tus mareas me lleven…
Mar adentro.
Quiero vivir siempre
para oir la música que alguien
compone dentro de ti
mientras duermes,
y que solo yo puedo oir
cuando dejas que me acerque
mientras duermes ajena a mí.
Quiero vivir siempre
Para acudir a ese concierto
Insonoro,
pero rebosante de notas
para las que solo yo tengo instrumento.
Y solo con tus besos
ese instrumento se afina,
capaz de crear sonidos hermosos
que luego compartiremos
mientras el sueño se hace dueño
de nosotros… de los dos.

Yo quiero vivir siempre…
Pero solo si eres tú la guía
de esa visita obligada
que es la vida que quiero vivir.

EN WORD……………………………..QUIERO VIVIR

MARY CASSATT: MADRE COSIENDO

Madre cosiendo
Autor: MARY CASSAT
Fecha:1902
Museo:Metropolitan Museum
Características:92´4 x 73´7 cm.
Impresionismo.

Me gusta Degas, y fue a través de él – de información acerca de él – por lo que conocí a esta mujer a la que estaba estrechamente relacionado.
Una de las especialidades de Mary Cassatt serían las escenas intimistas, protagonizadas por mujeres cosiendo. Se trata de personajes totalmente abstraídos en su actividad, miembros de la burguesía parisina o norteamericana con la que se relacionaba la artista. En este caso, la mujer se acompaña de su hija que mira hacia el espectador. Los vivos ojos y el gesto de la pequeña contrastan con el de la madre, absorta en su trabajo. El vivo colorido – aplicado a base de pinceladas sueltas – sería una característica típicamente impresionista mientras que el dibujismo del vestido, los rostros o los brazos ponen de manifiesto su formación académica. La distribución de las luces en el espacio es uno de los grandes logros de Cassatt, convirtiendo sus escenas en obras maestras.

CURIOSIDAD DE LOS SIMPSON: EL NÚMERO DE SU CASA

SÍ, YO SOY UN APASIONADO DE LOS SIMPSON Y DE HOMER

¿Por qué cambia el número de la casa de los Simpson según el capítulo?

La más probable es 742 Evergreen Terrace, la única dirección que se usa actualmente.

Se ha sugerido que la dirección usada en Kamp Krusty apunta al actor y comediante Spalding Gray. La dirección de Evergreen Terrace es en honor a la calle donde Matt Groening vivía cuando era chico.

En Blood Feud
94 Evergreen Terrace, Springfield, USA

En Mr. Lisa Goes to Washington
59 Evergreen Terrace, Springfield, TA

En Bart the Lover
94 Evergreen Terrace, Springfield, USA

En Kamp Krusty
430 Spalding Way, Springfield, USA

En New Kid on the Block
1094 Evergreen Terrace

En Marge in Chains
742 Evergreen Terrace, Springfield

En Homer the Vigilante
723 Evergreen Terrace

En Bart vs. Australia
742 Evergreen Terrace

En la entrevista de Oprah Winfrey
742 Evergreen Terrace