LA LEYENDA DEL MONT SAINT MICHEL

CURIOSIDADES (la calle del viento)

La  historia del Monte Saint Michel tiene unos orígenes casi sobrenaturales, como la de muchos otros lugares de peregrinaje, y se remonta al año 708, cuando Aubert, obispo de Avranches, mandó elevar un santuario en honor al  Arcángel San Miguel, después de que este hasta en tres ocasiones se le presentara en sueños para ordenarle levantar un templo en su honor. A partir de aquí el Monte Saint Michel comenzó a convertirse en un importante lugar de peregrinación, lo que llevó a que en la abadía se instalasen monjes benedictinos, y a que en la parte baja del monte se desarrollara un pueblo que vivía del comercio de velas (hoy en día las velas se han convertido en postales, tazas y demás artículos de recuerdos, restaurantes y hoteles que florecen por doquier y que desgraciadamente ponen un puntito mercantilista al Monte San Miguel). Con el paso de los años, el monte Saint Michel se convirtió en un importante punto estratégico militar, cobrando especial importancia durante la guerra de los 100 años, y jamás fue tomado por las tropas inglesas pese a sus incesantes esfuerzos por conseguirlo, lo cual convertía al Monte Saint Michel en un símbolo de esperanza y fe para los franceses en esos años de continua guerra. Desde la Revolución francesa hasta 1874 el Monte San Michel se convirtió en prisión, por lo que se le llamó también como la pequeña Bastilla,y en 1979 el Mont Saint Michel fue incluído en la lista de Patrimonio Mundial por la Unesco.

LAS HERMANAS: SÍMBOLO DE LA MALDAD EN LA MITOLOGÍA. II

CURIOSIDADES (la calle del viento)

LAS FURIAS:

también conocidas como Euménides, las Furias nacieron de la noche, aunque según otra versión habrían surgido cuando Kronos cortó los testículos a su padre, Urano, y las gotas de sangre cayeron sobre Gea, la Diosa de la Tierra.
Las furias tenían cabeza de perro, alas de vampiro y serpientes en vez de cabellos. Tísifone era la encargada de castigar a los pasaran los límites de la buena conducta y era conocida como la Furia vengadora. Megera se encargaba de hacer nacer el odio y la discordia entre los mortales, mientras Alecto perseguía a los criminales hasta conseguir que murieran de locura.

Si quieres conocer las otras hermanas mitológicas, busca: LAS HERMANAS: SÍMBOLO DE LA MALDAD EN LA MITOLOGÍA.

EL MAESTRO (desvarío mental)

DESVARÍOS MENTALES (tormentas imaginarias), MICRORRELATOS (a mí con esas), Uncategorized

UN PEQUEÑO HOMENAJE A LOS ANTIGUOS MAESTROS EN FORMA DE RELATO CORTO.

Aquí estoy, caminando hacia ti, mi amor – dijo el viejo profesor, mirando al cielo, mientras era conducido por los dos militares hacia el patio donde se encontraría con el vil garrote.

El cielo era tan gris como los trajes de los dos agentes, que ni siquiera le miraban, empujándole con la culata de sus fusiles para que andara más deprisa. En el medio del patio estaba esa tétrica silla de maderas ennegrecidas. A su lado un cura, a quien conocía de sobra, el director de la prisión, y ese alcalde siniestro, que había llevado allí a su hijo Paquito para que viera todo. El cansado maestro miró al niño y sintió pena. El niño no sintió ninguna y sonrió maliciosamente.

Ahí voy, mi amor, para cuidar de ti en la muerte como no fui capaz de hacer en vida – dijo a su difunta esposa, mirando al cielo y recordando cómo la habían matado y violado durante los más de tres años que él pasó en prisión, detenido por llevar la contraria a un alumno mal educado, pero con muy buenas influencias.

– ¿Quién descubrió América? – le preguntó ese día en clase

– el Generalísimo, por la obra y gracia de Dios

– no, Paquito – le dijo sonriendo – fue Cristóbal Colón

– ¿insinúa usted que nuestro Generalísimo no es tan importante como para descubrir América?

– yo no insinúo nada – le dijo muy serio – solo digo que no fue él quien la descubrió, sino Colón

– pues yo le digo a usted que es el Generalísimo el más poderoso e importante de todos los hombres, y fue él quien descubrió también América, y no ese Colón como usted dice, maldito rojo. Si ya lo dice mi padre, que usted es un rojo y un comunista

– ¡Sal ahora mismo de clase!

– sí que me voy – le dijo el niño, con mirada asesina – voy a decirle ahora mismo a mi padre que usted ha insultado al Generalísimo.

Para su desgracia – pensaba el cansado maestro, sintiendo ya la opresión del garrote  sobre su cuello – ningún niño fue capaz de contradecir a Paquito, el hijo del señor alcalde.

Allá voy, amor mío, por fin podré descansar en paz y cuidar de ti en la muerte como no fui capaz de hacer en esta vida – dijo, mirando al niño y sonriéndole, intentando demostrarle que nada tenía contra él. Paquito, como él mismo, no era sino una víctima más.

LAS HERMANAS: SÍMBOLO DE LA MALDAD EN LA MITOLOGÍA (I) LAS PARCAS

CURIOSIDADES (la calle del viento)

LAS PARCAS:

Eran las tres diosas romanas del Destino y su equivalente en la mitología griega eran las Moiras. Su imagen era siniestra e implacable, ya que la muerte de cada ser estaba en sus manos y por eso se las consideraban unas diosas temidas y oscuras. En la mitología romana eran tres ancianas hilanderas: Cloto la que hila, Laquesis la que distribuye y Átropos la que corta el hilo. Lo que ocurría en la vida de cada individuo era obra de Laquesis, mientras Átropos decidía el momento de finalizar la existencia.

LA QUE FUE relato histórico

RELATOS (la calle del viento)

Relato histórico de una gran mujer, a veces denostada. ¿Y por qué no pudo ser así alguno de sus días?

“Esa mañana hacía frío en la ciudad de Delft, como casi siempre. El cielo no terminaba de aclararse, y las nubes ocultaban el sol, que, a pesar de saber su derrota, seguía buscando un hueco por donde mostrar su luz.
Por la calle, pegada al canal, y alejándose de las fachadas rojas donde sabía que la observaban, paseaba una mujer con la cabeza gacha, unas ropas recién lavadas y zurcidas, cargando un peso que ya cansaba.
Aun cansada y derrotada era capaz de mantener su porte erguido de mujer elegante.
Una anciana vecina de Delft, sentada en la penumbra de una puerta semiabierta la  vio llegar a lo lejos. No tardó en reconocerla por sus ropas.
Llamando a una de sus hijas, que estaban jugando en el suelo , le dijo que fuera al patio interior para que llamara a su vecina, que hacía la colada en el patio interior.
Mientras paseaba frente a ellas, siempre con la cabeza gacha, la observaron, deteniendo sus labores con la costura.
Ella sintió la mirada de esas mujeres a las que no conocía, y sufrió con sus punzantes comentarios sin apenas llegar a oírlos.

– Mírala – dijo la más mayor, clavando la aguja en la tela  – ¡Pobre mujer!
– ¿pobre dices?… Esa no es pobre
– ahora sí lo es
– te repito que esa es una dama, y no una mujer pobre como nosotras
– sí que lo es… ¡y me da una lástima!
– ¿acaso no ves sus caras ropas?
– ¿es que no sabes quién es?
– pues no, ¿por qué debería de saberlo?
– sí, es la mujer de…
– de un rico, seguro. Si ya te lo digo yo…

EN PDF……………….LA QUE FUE. CATHARINA

LAS CÁNTIGAS DE SANTA MARÍA, una de las joyas de la biblioteca de El Escorial

ARTE, MÚSICA (Qué fue del siglo XX), CURIOSIDADES (la calle del viento)

Es en la magnífica biblioteca de El Escorial donde se guardan las famosas Cántigas de Santa María del Siglo XIII.

El esplendor artístico del “códice rico” de las Cantigas (Escorial TI 1. y Florencia, B.N. B.R.20) se aprecia con toda su magnificencia con el códice abierto en esas páginas en que se complementan las miniaturas de dos folios consecutivos -verso y recto- a modo de un díptico de doce viñetas. Pero para valorar su calidad pictórica y su preciosismo hay que acudir a la visión minuciosa y a la fotografía detallada. La técnica con la que se pintó el “códice rico” es la propia de un miniaturista en el sentido moderno del término. No es la iluminación, tan frecuente en la ilustración parisina e inglesa contemporáneas, en las que hay un derroche de colores planos que llenan el perfil de las figuras y que se aplicaban sobre una espesa capa de preparación sobre el pergamino, siendo muy abundantes los panes de oro y el costoso azul de ultramar. Aquí se pinta sobre el fondo blanco del pergamino y éste colabora en los efectos tonales del conjunto. Las pinturas de nuestro códice no utilizan nunca colores planos sino muy matizados y en los efectos volumétricos de las figuras, con auténticos escorzos tridimensionales, participan directamente los tonos blancos del fondo que los pintores utilizan con plena conciencia.

Aquí te dejo una de las 400 cántigas de Santa María, escritas en gallego-portugués del siglo XIII en la corte multicultural de Alfonso X. El gallego-portugúes era, en ese siglo al menos, una lengua poética cultivada también por trovadores cuya lengua materna era otra. Las cántigas no son estrictamente sacras aunque su tema sean los milagros y maravillas de la Vírgen, sino que incluyen historias bastante laicas que rozan el anticlericalismo (ver cantiga 327) y la picaresca (ver cantiga 7 sobre cómo libró Santa Maria del escándalo a una abadesa embarazada).

la cántiga 201 en word…………Cantiga 201