HACE VERANO

Open mouth of a womanEra su lengua, desde que ansiaba unirse a la de ella, un barco a la deriva en el océano amargo de su boca. Eran los  dientes perlados de ella el dique de ese puerto al que no dejaba nunca entrar el barco, que seguía a la deriva.

HACE VERANO

imageCuando ella llegaba a su lado,  su luz – la del faro en el que él se convertía – se encendía, y las olas del pelo de ella rompían contra él con fiereza. En ese momento allí sólo estaban ellos… Él, quieto y a la espera, y ella, mojándolo y arrasando con todo… Con todo, menos con su luz, que eran los ojos con los que la miraba.